Devocional

Jueves 01 DE DICIEMBRE DE 2022

El Señor estaba con José

Génesis 39:1-23

De nuevo retomamos la figura de José hasta el final del libro; algunas cosas habían cambiado: ya no tenía diecisiete años, había pasado de ser un muchacho favorecido por su padre a vivir en Egipto. Allí, siendo esclavo y comprado por un capitán de la guardia del Faraón llamado Potifar, su honestidad y fidelidad le valieron una posición de privilegio (v. 4). Cuatro veces aparece en este pasaje la frase: Yahweh estaba con José (vv. 2-3, 21, 23), este era el secreto de la vida de José. Tanto Potifar como el jefe de la cárcel reconocieron que se distinguía entre sus compañeros. La verdadera piedad desprende aromas que alcanzan con su perfume a las personas que nos rodean, quienes van a ser atraídas por nuestra conducta. 

Exposición

La integridad de su carácter. La presencia de Dios en la vida de José se reflejaba en la totalidad de su persona; a pesar de ser esclavo, era dueño de sí mismo. Aun estando en el fondo de una cisterna, no se desdijo ante sus hermanos de los sueños proféticos que había tenido, ni se atemorizó por haber sido vendido a aquellos mercaderes extranjeros. Tampoco perdió la serenidad ante la injusticia de ser enviado a la cárcel injustamente. No eran sus circunstancias las que conformaban su carácter e integridad, sino la presencia del Señor en él.

La fortaleza ante la tentación (vv. 7-12). Ahora entra en escena la tentación causada por la mujer de Potifar, quien buscó todas las formas posibles para que José, tan virtuoso en su carácter, pudiera caer en las redes de la seducción. Primero superó la adulación (vv. 7-8); después el pertinaz acoso (v. 10); y por último, una encerrona urdida por la mujer de Potifar (vv. 11-12), quien convencido por ella, decide enviarlo a la cárcel, cuando hubiera podido haberle quitado la vida. Dios no desampara a sus hijos y lejos de caer en el olvido, Dios le extiende su misericordia y alcanza gracia ante los ojos del jefe de la cárcel (v. 21).

Aplicación

Detrás de un decorado tan incierto y lleno de sinsabores, está la mano poderosa de nuestro buen Dios quien no solo no nos abandona a nuestra suerte, sino que nos conduce por caminos de salvación y con la seguridad; nada ni nadie va a cambiar sus propósitos eternos.

Reflexión: Una cosa es bien cierta, el pecado no se haya en ser tentado, sino en ceder a la tentación.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Viernes 02 DE DICIEMBRE DE 2022

Luz en medio de las tinieblas

Génesis 40:1-23

Dos oficiales de la casa del Faraón que le servían, uno de copero y el otro de panadero, habían delinquido contra el Faraón y fueron llevados a la prisión donde estaba José. Aquella noche ambos oficiales tuvieron un sueño que no podían descifrar y permanecían tristes. Viéndolos José, les preguntó el por qué de su mal semblante y ambos le explicaron los sueños que habían tenido, y José les dio su interpretación. En aquel tiempo en Egipto la interpretación de sueños tenía cierta importancia porque se creía que predecían el futuro. En un papiro egipcio se lee: “Dios ha creado las medicinas para curar las enfermedades, el vino para curar la tristeza y los sueños para guiar a los ciegos por el camino de la vida”. Algunas lecciones nos da José en este pasaje.

Exposición

Ser de ayuda a los oficiales del Faraón (vv. 6-7). Aquellos oficiales tenían asegurado el presente y vivían disfrutando de los privilegios que les proporcionaba estar al servicio del rey, hasta que un incidente alteró su estado anímico. José intenta serles de ayuda ofreciéndoles el don que Dios le concedió. En la actualidad hay muchas personas que viven un presente rodeados de seguridad y estabilidad, sin nada que les inquiete ni les entristezca. Pero pueden cambiar los tiempos y verse envueltos en la congoja y la duda. Aprovechar este momento puede ser motivo de bendición y darles nuevas esperanzas por medio del evangelio.

Su rectitud al reconocer que solo Dios conoce el futuro (v. 8). ¡Cuántos engaños hay hoy con respecto del futuro: horóscopos, cartas astrales, etc.! Un hombre de mundo hubiera dicho ¡Qué mala suerte la mía!, sin embargo los creyentes tenemos la certeza que tenía el salmista: En tus manos están mis tiempos (Sal. 31:15); nuestro texto deja bien claro que en esta ocasión la interpretación de los sueños, no es una obra de magia o de conocimientos psicológicos especiales, sino de revelación divina, usando a José como canal de interpretación. Su rectitud, también le llevó a revelar el sueño del panadero del Faraón, a pesar de que su predicción tenía efectos negativos.

Aplicación

El secreto de todo creyente es esperar en Dios y descansar en El. Mientras tanto ayudemos a todos aquellos que buscan luz en su caminar diario.

Oración: Brilla en el sitio donde estés, brilla en el sitio donde estés.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Sábado 03 DE DICIEMBRE DE 2022

De la cárcel al palacio de Faraón

Génesis 41:1-36

Hubo que esperar dos años para que el reloj de Dios diera con el tiempo señalado y que se iniciara la restitución a las injusticias que José tuvo que soportar. El jefe de los coperos no se acordó de José…, pero el Señor no se olvidó de él. Ahora es el Faraón quien tiene un sueño que agita su espíritu (v. 8). Incapaz de interpretar aquella pesadilla que atormenta su alma, manda llamar a todos los magos de Egipto. Aquel sueño, junto con otros muchos en la Biblia, pertenece al ámbito de la profecía y presenta a José como el profeta que sabe descifrar los signos divinos relativos a la historia humana. Fue entonces cuando hizo venir a José por indicación del copero del Faraón.

Exposición

Buena presencia y palabras de verdad (vv. 14-16). Puede parecer anecdótico que José se acicalara antes de acudir a palacio, pero lo que no hizo ante el copero y el panadero, seguramente aconsejado por el jefe de la guardia, lo hizo para presentarse ante el Faraón. La buena presencia siempre ha sido una excelente carta de presentación y ha preparado con seriedad la conversación, pero mayor es la humildad que antecede a la presuntuosidad: No está en mí; Dios será el que dé la respuesta (v. 16). Aquellas palabras, así como la interpretación y los consejos de José convencieron al rey de Egipto.

Parecía fuera de lugar que un esclavo hebreo, y preso, fuera la persona indicada para formular tamaña interpretación.

Una actitud humilde. Además hay que destacar la actitud de José, quien evitó manifestar un exceso de protagonismo. En momento alguno se presentó como la persona idónea para acometer la ingente tarea de organizar durante los próximos catorce años todo el suministro de grano.

Ni que decir tiene que José, reconocido por el propio Faraón, tenía el Espíritu de Dios con él (v. 38).

Aplicación

Cuánto bien haríamos si usáramos esos dones que Dios puso en el corazón de José y que también están a nuestro alcance por medio del Espíritu Santo: sabiduría de lo alto, nobleza, humildad e integridad de corazón.

Ruego: Señor dame un corazón sabio y lleno de tu Espíritu para hacer siempre tu voluntad.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Domingo 04 DE DICIEMBRE DE 2022

Reconocimiento y autoridad

Génesis 41:37-57

José pasa de la cárcel al palacio del Faraón donde es presentado ante los siervos y autoridades. Faraón le viste de ropas distinguidas, le concede la segunda regencia con un collar que anunciaba su cargo, le entrega su anillo real, y lo pasea en su segundo carro para que todos los súbditos le rindieran pleitesía, dándole un nombre egipcio de distinción: Zafnat-panea. Además se le otorgó una esposa de linaje sacerdotal. Tenía José por aquel entonces treinta años.

Exposición

Vinieron los siete años de abundancia. Los tiempos se estaban cumpliendo y la abundancia de los primeros siete años empezó a notarse. También la mano directora de José, quien llegó a almacenar tanta abundancia de grano que dejó de medirlo pues no se podía contar (v. 49). Los conocimientos que Dios le dio, y su amor al servicio, dieron los frutos apetecidos que había prometido al Faraón.

El servicio en la obra del Señor. Es cierto que Dios provee abundantemente, pero no lo es menos que Dios multiplica el esfuerzo y la entrega en el servicio. No menciona mucho el pasaje de su vida familiar, pero el escritor bíblico nos deja una pincelada muy significativa: Yle nacieron a José dos hijos y les puso por nombres Manasés (que significa olvido) y Efraín (que significa fructífero). Ambos nombres hebreos ponen de manifiesto que aquellos trece años que habían pasado, tanto los de sufrimiento como los de prosperidad, no menguaron su fe en el Dios de sus padres, viendo en todos ellos la mano del Señor ¡Cuán bueno es interpretar la vida a la luz de nuestras relaciones con Dios!

Vinieron los siete años de escasez (v. 54). Se cumplieron las predicciones de José, y el hambre llegó a todos los países vecinos, incluso a Egipto, pero de nuevo el Faraón dijo a su pueblo: Id a José y haced lo que él os dijere (v. 55). La confianza del Faraón en José, y su prestigio bien ganado por su buen hacer, seguían intactos tanto en su pueblo como en el Faraón.

Aplicación

Ni la prosperidad, ni la escasez, cambiaron la esperanza que había en el corazón de José. Todo cuanto sucedía por aquellos años, Dios lo iba guiando de su mano para cumplirse cuanto estaba preparado en sus planes eternos.

Pensamiento: Hay plantas que tardan años en florecer, después se vuelven hermosas, así son los planes de Dios.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Lunes 05 DE DICIEMBRE DE 2022

Ante todo, perdón y dignidad

Génesis 42:1-24

El hambre llegó a Canaán y Jacob se enteró de que en Egipto había abundancia de comida, por lo que mandó a sus hijos allí a buscar alimentos para la familia. La necesidad les hizo tomar el camino hacia Egipto dejando a Benjamín, por deseo expreso de su padre, en Canaán.

Exposición

Su primer encuentro con José. Y se inclinaron a él rostro a tierra (v. 6). Aquella reverencia había cumplido lo soñado cuando José era joven. Al encontrarse junto a ellos los conoció, aunque fingió no estar al tanto. Sus hermanos no le reconocieron, habían pasado más de veinte años. La última vez que le vieron tenía diecisiete años, su apariencia y su posición era tal que ni podían pensar que pudiera tratarse de él. Así que José los acusó de ser espías en Egipto y tras encarcelarlos durante tres días les dejó marchar con los alimentos que había comprado, dejando a Simeón de rehén hasta que demostraran su inocencia trayendo al menor ellos, Benjamín.

Yo temo a Dios (v. 18). Es cierto que José pudo mostrase severo con sus hermanos, razón tenía, pero no perdió la dignidad, ni la sensibilidad espiritual que siempre le presidió. José permitió que diez de ellos volvieran a Canaán con los alimentos y volvieran de nuevo a Egipto acompañados de Benjamín. Por otro lado, el pecado estaba todavía bien presente en la memoria de todos los hermanos: verdaderamente hemos pecado (v. 21). Entre ellos se reprochaban su mal comportamiento contra José al venderlo a los ismaelitas. A todo esto, José estaba presente entendiendo sus reproches y acusaciones, y dio la orden que ataran el dinero en cada saco de trigo y les dieran comida para el camino. Así que ellos aceptaron volver a la casa paterna y explicarlo todo a Jacob.

Aplicación

No había en el corazón de José maldad, ni venganza alguna. Es lamentable que nosotros acorazados por nuestra inquina perdamos la oportunidad de reflejar el amor de Dios negándonos al perdón. Si Cristo nos perdonó, siendo nuestra culpa mayor, ¿cómo no hemos de perdonarnos los unos a los otros?.

Reflexión: Alguien dijo, y con razón, que el perdón es la venganza de los hombres buenos.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Martes 06 DE DICIEMBRE DE 2022

El corazón de un padre desolado

Génesis 42:25-38

De regreso a Canaán pararon en un mesón, y uno de ellos abrió una de las sacas para dar de comer a su asno y vio su dinero atado a la boca del saco y dijo: ¿Qué es esto que nos ha hecho Dios? (v. 28). Al llegar a casa de Jacob le contaron todo lo que les había sucedido, diciendo que en Egipto se había quedado Simeón como rehén porque habían sido declarados espías y solo podrían demostrar su inocencia si volvían acompañados por Benjamín; y abriendo todas las sacas de trigo hallaron en todas ellas el dinero de su coste (v. 35).

Exposición

La mentira de nuevo los atrapa. Aquellos once hermanos en su primer encuentro con José, al que no reconocieron, volvieron a mentirle acerca de la infamia cometida por la venta de su hermano veinte años atrás. La mentira en boca de los hermanos de José viene a ser como un “chicle” de los que mascan los jóvenes, que al sacarlo de la boca y cogerlo con las manos acaba pringando todos los dedos de la mano. Ahora al contarle la verdad a su padre, él desconfía de sus palabras y de la actitud de sus diez hijos. Sin ánimo de echar la culpa a nadie, Jacob vive en sus carnes lo mismo que él sembró engañando por completo a su padre Isaac haciéndose pasar por su hermano Esaú (Gn. 27:18-24).

El corazón de un padre desolado. …Contra mi son todas estas cosas (v. 36). Con estas sencillas palabras, Jacob reflexiona respecto del trato que sus hijos están haciendo con él. Bien dijo Lutero: “Una mentira es como una bola de nieve, cuanto más rueda más grade se hace”. Estas páginas en la Biblia, como otras muchas, nos muestran lo fatuo del corazón humano, y lo fiel que es Dios al revelarnos la verdad con toda su crudeza, no escondiendo nada de la bajeza de sus hijos. Al final, tal como veremos en la porción de mañana, Jacob tiene que retractarse de la palabra dada y se resignó dejando marchar al pequeño de sus hijos, Benjamín.

Aplicación

Aquel cúmulo de despropósitos solo pudo traer tristeza y desavenencia familiar. Ya lo expresó el apóstol Pablo: No os engañéis; Dios no puede ser burlado: todo lo que el hombre sembrare, eso también segará (Gá. 6:7).

Oración: Aparta de mí el camino de la mentira… Escogí el camino de la verdad. (Sal. 119:30)

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Miércoles 07 DE DICIEMBRE DE 2022

El Dios Omnipotente (El-Shaddai)

Génesis 43:1-14

El hambre era grande en la tierra (v. 1). El drama no había terminado: José no se había dado a conocer, Simeón estaba preso en Egipto y Jacob obstinado no quería dejar marchar a Benjamín. A todo ello, Dios permite que la hambruna siga siendo una de las causas que obliguen a Jacob a ceder, y deja ir a Egipto a su hijo más joven. Ahora es Judá el que asume la responsabilidad y garantiza el regreso de Benjamín a su padre.

Exposición

Y los encomendó al Dios omnipotente (El-Shaddai) (v. 14). Tal vez, el pensamiento de Jacob al encomendarlos al Dios omnipotente o todopoderoso, le hizo remontar a muchos años atrás (seguramente así se lo habían contado), cuando Abraham tenía la edad de noventa años y recibió una revelación del Señor, quien se presentó por primera vez con este nombre o título El Shaddai (Gn. 17:1-4), reafirmando su pacto perpetuo para con él siendo el padre de un gran pueblo. Si Dios no cambió por aquel entonces, a pesar de algunos deslices de Abraham por el nacimiento del hijo que tuvo con Agar, tampoco cambiaría Dios ahora tras las mentiras y los errores cometidos por Jacob y sus hijos. El Dios Omnipotente seguía amándoles y dispuesto hacer cumplir sus propósitos eternos superando todas las trabas que los hermanos de José habían puesto. Dicen los expertos que el nombre de El-Shaddai se deriva de la palabra hebrea que significa “pecho” dando a entender que Dios es el sustentador y que su capacidad es infinita. Si Dios pudo fortalecer el cuerpo de Abraham y el de Sara para que tuviesen el hijo según la promesa divina, de igual manera resolvería el drama que había causado las muchas mentiras y vilezas ocurridas en la familia de Jacob. Refuerza esta consideración que en el libro de Job se encuentra este nombre de Dios más de treinta veces. El todopoderoso estuvo con Job y le llevó al lugar de bendiciones dobles.

Aplicación

Nuestro Dios sigue siendo el mismo con Job, Abraham y Jacob, como lo es hoy; su amor, poder y fidelidad han estado siempre junto a sus hijos a pesar de nuestros egoísmos. El apóstol Pablo nos asegura: si fuéremos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo (2 Ti. 2:13).

Alabanza: ¡No hay Dios tan grande como tu! (Cántico).

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Jueves 08 DE DICIEMBRE DE 2022

Construyendo la reconciliación

Génesis 43:15-34

Emprenden los diez hermanos viaje a Egipto, aunque pesarosos por todos los acontecimientos que habían ocurrido, pero debían concluir con aquella pesadilla que no acababan de entender; al llegar a su destino, se presentan delante de José. Éste mandó a su mayordomo que los llevara a su casa y preparara comida para todos ellos. Entretanto no llega José a la casa, la intriga se apodera de ellos maquinando la forma en que han sido recibidos. Sin embargo, el mayordomo calmó sus pensamientos indicándoles que fue Dios quien, puso las monedas en sus sacas… y los tranquilizó devolviéndoles a Simeón. Al llegar José a casa prepara una reconciliación fraternal ¿Cómo?.

Exposición

a) Les ofreció su hospitalidad (v. 16). Ante todo les dio una cálida bienvenida dándoles la atención necesaria para su aseo personal. Era una costumbre de cortesía y un detalle necesario para con los invitados.

b) Se interesó por la familia (v. 27). José podía haberlos recibido con reproches y preguntas insidiosas, pero no, trató a sus hermanos con la atención debida. Ellos, de nuevo, y por segunda vez se inclinaron y le hicieron reverencia (v. 28), cumpliéndose aquel profético sueño de José. Hacía mas de veinte años que José no veía a su hermano menor, el hijo de su madre. Fue tal su impacto que no pudo contener las lágrimas y le dijo: Dios tenga misericordia de ti, hijo mío (v. 29). Aquella conmoción le llevó a retirarse a su cámara personal para llorar sin que ellos lo notaran.

c) Comió con ellos (v. 34). A pesar de que las costumbres en Egipto impedían a los egipcios comer con los extranjeros, pusieron tres mesas, una para José por cuestión de rango, otra para sus hermanos como hebreos y otra para los egipcios que comían con él. Sin embargo José respetó la costumbre hebrea de sentarlos a la mesa por orden de edad y repartió de sus viandas entre ellos ofreciendo a Benjamín una porción mucho mayor.

Aplicación

En el Nuevo Testamento la reconciliación determina un cambio de relación teniendo como ejemplo supremo la de nuestro Salvador, quien habiendo sido nosotros enemigos de Dios nos convierte en hijos suyos cambiando nuestra relación de enemistad por la paz.

Oración: Señor dame un corazón capaz de cambiar el rencor por amor.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Viernes 09 DE DICIEMBRE DE 2022

Ante el crisol de la prueba

Génesis 44: 1-17

José despide a sus hermanos, quienes toman el camino de vuelta a Canaán, pero el asombro les sorprende de nuevo. José quiere ahondar más en el corazón de sus hermanos y manda a su mayordomo a cargar bien los sacos, poner el dinero dentro, y colocar su copa de plata en el saco de Benjamín. Aún no se habían alejado lo suficiente que el mayordomo los alcanzó acusándoles de ladrones, decidiendo que el que tuviere la copa de José sería digno de muerte. Y la copa estaba en el saco de Benjamín. Sin embargo José impide que muera, solo debería quedarse como su siervo, y el resto podían volver a Canaán.

Exposición

La decisión de José. Parece una decisión injusta, toda vez que ha sido el propio José quien provoca el supuesto robo colocando su copa de plata en el saco de Benjamín. Sin embargo, con su actitud persigue tres objetivos:

1) Probar a sus hermanos. Desea conocer hasta qué punto están arrepentidos del acto de villanía que tuvo lugar hacía veinte años cuando lo vendieron como mercancía a aquellos mercaderes que lo llevaron a Egipto. Pero también mintieron a su padre de forma despreciable cuando fingieron una muerte por accidente.

2) Qué estarían dispuestos hacer. ¿Estarían sus hermanos dispuestos a actuar de la misma forma mintiendo de nuevo a su padre? ¿Se sacrificarían por el menor para librarle de la muerte, o de la servidumbre, quedando ellos libres como hicieron la primera vez? No debe extrañarnos que la decisión que toma José fingiendo el robo de su copa de plata procurara conocer el corazón de sus hermanos.

3) Cómo reaccionaría su padre. Una segunda mala noticia podría ser mortal para un hombre de ciento treinta años de edad (47:9). Además dejándolos marchar, aunque tuviera la presencia de Benjamín, perdería la oportunidad de volver a ver a su padre y traerlo a vivir cerca de él los últimos días de su vida.

Aplicación

Como veremos en próximas reflexiones, estos tres propósitos tendrán cumplida respuesta. A nosotros nos ayuda a comprender muchas de las pruebas que vivimos en nuestra vida espiritual, descubriendo que el Señor jamás nos deja en la estacada, más bien nos da la salida oportuna (1Co. 10:13).

Alabanza: La victoria está en Jesús, solo tienes que pensar que mayor es el poder… (Cántico)

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Sábado 10 DE DICIEMBRE DE 2022

Ocupando su lugar

Génesis 44: 18-34

El relato de hoy tiene detalles de exquisita belleza y de gran intensidad emocional. Ante aquel primer veredicto del señor de Egipto que ponía muy cuesta arriba el retorno de aquellos hermanos para presentarse de nuevo ante su padre Jacob, Judá, quien se erige en esos momentos como portavoz de los once hermanos, se ofrece como principal valedor de Benjamín. Judá, se dirige a José desde el corazón, buscando su compasión con respeto y prudencia, pero también con buenos argumentos.

Exposición

1) La humildad con que se dirige a José. Te ruego que permitas que hable tu siervo…, pues tú eres como Faraón (v. 18). Aunque hacía unas horas había comido en casa del gran visir y disfrutado de su hospitalidad, reconoce aquí su indignidad y solicita su perdón pidiendo “que no se encienda su enojo” (v. 18). Viene a mi mente la actitud de aquel publicano que fue al templo a orar y no se atrevía “ni alzar los ojos al cielo” (Lc. 18:13). Así se vio Judá ante José.

2) La sensibilidad poniéndose en el lugar de Jacob (v. 22). Si lo dejare, su padre morirá. Estas palabras tocaron el corazón de José, quien entendió que con su sentencia podría contribuir a la muerte de Jacob. Y eso José nunca se lo perdonaría.

3) Judá ofreciéndose a ocupar el lugar de Benjamín (v. 33). Te ruego que quede tu siervo como esclavo de mi señor. No es común que una persona sacrifique su propia vida a fin de salvar la vida de alguien. Esto lo hizo Cristo por cada uno de nosotros (Ro. 5:8). John Stott lo describe con una frase: “Hay una cruz en Dios antes que se pueda ver el madero en el Calvario”.

Aplicación

pecado, El amor de Dios alcanza límites insondables; incluso cuando los seres humanos expresan abiertamente que aborrecen a Dios y no tienen el más mínimo deseo de abandonar siguen siendo objetos del amor redentor de Dios en Cristo Jesús mientras tengan vida física. Únicamente la muerte interrumpe ese amor para salvar. Debemos orar por aquellos que no se sienten alcanzados por ese amor infinito.

Oración: Un alma dame a mí, Señor, a mí ganarla por tu amor y en oración la llevaré a ti mi Salvador.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Domingo 11 DE DICIEMBRE DE 2022

Reconciliación

Génesis 45: 1-15

Aún se percibe la mediación de Judá por Benjamín del capítulo anterior. Destaca su noble valor ocupando el lugar de su hermano pequeño para evitar de este modo un disgusto de muerte a su anciano padre. No cabe duda que José, ante tamaña defensa, no pudiera contenerse más delante de todos (v. 1), y les mandara salir. Las pruebas a las que fueron sometidos los hermanos, habían dado el resultado que José esperaba de ellos.

Exposición

El Protagonista de esta historia: Dios. Por cuatro veces José identifica al “Personaje oculto” de toda esta trama que duraba mas de veinte años desde que fuera echado a la cisterna vacía. Dios es el Protagonista de esta historia (vv. 5, 7-9). Sin la presencia de Dios esta larga historia no habría tenido sentido, habrían aflorado las mezquindades más bajas de cada uno de sus intérpretes, y su final no hubiera sido tan hermoso. Al fin José se da a conocer en medio de llantos y gritos (v. 2), y sus hermanos, que estaban atónitos sin haber recibido ni un solo reproche de de José, reciben palabras de comprensión y afecto. Mirando las cosas fríamente, nos anima saber que entre los bastidores de nuestra vida, el Señor nos acompaña en nuestro caminar diario. Él nos guarda, nos protege y nos guía a pesar de nuestros continuos errores.

Los efectos de la reconciliación: besos, abrazos y testimonio (vv. 14-15). José se echó sobre su cuello y lloró. Empezando por Benjamín, que era el más joven y terminando por el resto de sus hermanos, los abrazó y los besó. La emoción de aquel encuentro no era de “fachada”, sino que salía de lo más hondo del corazón. La evidencia real de esta sincera reconciliación fue todo el plan que tenía José preparado para traerlos a vivir cerca de él. La tierra de Gosén (v. 10), estaba situada al NE del delta del Nilo, y se la consideraba como lo mejor (47:11) de aquellos lugares como pasto para el ganado.

Aplicación

El odio, la envidia y el rencor que había en el pasado solo era una herida que estuvo supurando mucho tiempo, pero que ahora Dios había limpiado y cerrado dejando solo la cicatriz para el recuerdo. El poder de Dios y la magnanimidad del ofendido se fusionaron en un abrazo de amor.

Alabanza: Todo lo que pasa en mi vida aquí, mi Dios lo prepara y trae bien a mí. (Himno)

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Juan Requena

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies