Devocional

Lunes 01 DE AGOSTO DE 2022

“Señor, tengo una pregunta…”

Mateo 13:11-17

Hasta en el mismo método de la predicación de Cristo había unas intencionalidades bien claras. Una de ellas era la de cumplir la profecía (vv. 14-15). Esto en signos presenta una pregunta personal: ¿Estamos viviendo delante del Señor de forma intencionada para cumplir su voluntad día tras día?

Exposición

La pregunta (v. 10). En los evangelios de Marcos y Lucas la pregunta está en relación concretamente con la parábola del sembrador; Mateo, siento testigo presencial, aclara que la pregunta aquí es general en relación con el propósito de hablar a los demás en parábolas; ¿es que sospechaban que había un motivo más que el de meramente entretener a los oyentes y simplemente ayudarles a recordar “la historia” contada? ¡Estoy agradecido que los discípulos estaban dispuestos a confesar, públicamente y por generaciones, su ignorancia! Un ejemplo de humildad y franqueza que ha implicado bendición para millones de creyentes durante los siglos. Si eres predicador/maestro/líder de una célula vale la pena cultivar un ambiente de confianza para que otras personas sepan que pueden preguntar lo que no han entendido, con toda tranquilidad.

La respuesta (vv. 11-17). Realmente es doble: i) En primer lugar: Un motivo es facilitar la investigación cuidadosa de los hambrientos y sedientos para comprender la verdad de su enseñanza. Las parábolas les daban la oportunidad de meditar, de “rumiar” sobre lo escuchado y “hacer suyo” lo aprendido. Recapacitar sobre un tema implica una mayor posibilidad de madurar el pensamiento hasta que se pueda profundizar todavía más en las verdades expuestas. ii) En segundo lugar: Una manera de “bloquear” el pensamiento de los que no buscan de verdad la comprensión de lo enseñado, hasta el punto que lo siguiente simplemente pasa por encima y clasifica a Cristo como “un maestro de ética”; cosa muy popular aún en nuestros días.

Aplicación

¿Eres superficial en tu consideración de las enseñanzas bíblicas?

Oración : Señor ayúdame a cumplir mi obligación de usar bien lo que me has dado (según v. 12). Reconozco que me has dado una mente para pensar (y meditar), ayúdame a “rumiar” con gusto tu sagrada Palabra.

Por : Eduardo Bracier

Martes 02 DE AGOSTO DE 2022

La parábola del trigo y la cizaña

Mateo 13:24-30 y 36-43

El Señor ahora nos presenta otra ilustración extraída del campo –  una de las pocas parábolas que no se encuentra relatada en otro evangelio. Habiendo hablado de los cuatro terrenos diferentes (en la parábola del sembrador) ahora el Señor habla de dos semillas diferentes: los hijos del Reino y los hijos del Maligno, conviviendo en el mismo campo que es este mundo.

Exposición

La historia (vv. 24-30). Un buen campesino siembra buena semilla en su campo pero, durante la noche, su enemigo siembra cizaña en el mismo campo. Al crecer las dos semillas se hace obvia la diferencia (puesto que al principio la cizaña se parece mucho al trigo) y también se hace patente la acción del enemigo. Pero para no dañar el trigo por posible equivocación se deja que ambas semillas crezcan hasta la siega. En aquel momento se hará la separación.

La explicación (vv. 36-43). Esta vez son solamente de los discípulos que se acercan pidiendo la interpretación de la parábola (cf. Mr. 4:10). A los otros ¿ya no les interesaba saber o inquirir más a fondo?. El sembrador es Jesús (v. 37), la semilla buena son los “hijos del Reino” (creyentes), la cizaña “los hijos del Maligno” (v. 38) y “el campo” no es “la Iglesia” como comentan algunos sino, según el Señor, “es el mundo” (v. 38). En este mundo nos toca convivir “los hijos del Reino” y “los hijos del Maligno” juntos. El Señor no nos saca de nuestro entorno al creer – sino que desea que seamos “luz y sal” y que comuniquemos el evangelio, la noticia de su triunfo sobre la muerte y sobre el Maligno. Al llegar la siega, el final del mundo, entonces el Señor hará clara la distinción entre unos y otros.

Aplicación

Le toca al señor señalar quiénes son los Suyos, por lo tanto ¡ten cuidado si intentas hacer su trabajo! Todo quedará claro en aquel gran último día. Entretanto: ¡Tranquilo!

Oración : Perdóname Señor cuando, sin saber todos los detalles, soy pronto en pronunciar mi veredicto sobre alguna persona. Ayúdame a analizar bien cada situación y dame la capacidad de discernimiento; pero a la vez ayúdame a mantener cerrada mi boca de cualquier palabra de desprecio.

Por : Eduardo Bracier

Miércoles 03 DE AGOSTO DE 2022

“Crece porque hay vida”

Mateo 13:31-35

¡Dada la magnitud del trabajo de siembra los discípulos podrían sentirse totalmente inadecuados aún para empezar! La semilla de mostaza no es la semilla más pequeña del mundo – pero si fue la más diminuta que los campesinos utilizaban en Palestina, y la planta podría querer crecer a más de 3 metros de altura

Exposición

Comienzos “insignificantes” (vv. 31-33). Aquí el propósito de la ilustración es para señalar que aunque los comienzos del reino de los cielos pueda parecer insignificante el hecho es que el reino irá creciendo hasta las regiones más remotas de la tierra.

El pequeño grano de mostaza crece porque tiene vida en sí mismo; lo mismo ocurre con el evangelio del que la Iglesia está comisionada para llevar hasta los fines de la tierra. Ríos de tinta se han escrito señalando que en la Biblia “la levadura” frecuentemente se presenta como ilustrando el pecado, así se interpretan, a veces, la parábola, como si el pecado creciese dentro de la Iglesia. Pero creemos que es más fiel al contexto verlo como un segundo ejemplo de cómo, poco a poco, el reino crece e influye totalmente en su entorno.

Cumplimiento muy significativo (vv.34-35). Significativo puesto que el señor demuestra que Él está cumpliendo cabalmente las profecías, una tras otra. Para los primeros lectores de este evangelio de Mateo (los judíos) este hecho era de gran importancia. “El Mesías, tan largamente esperado, ha llegado. Mirad como hasta en su forma de hablar está cumpliendo las antiguas profecías. No tenemos que ir buscando a otro. “El Espíritu Santo guía a Mateo para apuntar esta cita del Salmo 78 que canta la fidelidad de Dios hacia su pueblo infiel. San Pablo preguntó: “¿puede Dios faltar a Sus promesas para los que lo aman por el hecho de que algunos hayan fallado en las promesas que ellos habían hecho a Dios?” Y contesta: “¡Por supuesto que no!” (Ro. 3:3 -4).

Aplicación

Dios siempre cumple sus promesas – las “buenas” y las “malas”. De esto no tenemos que dudar. La pregunta es si cumplimos nosotros las promesas que le hayamos hecho a Él.

Oración : Sin ti, Señor, no puedo cumplir mis promesas (incluyendo las que hice en el momento de mi bautismo), pero con tu ayuda…

Por : Eduardo Bracier

Jueves 04 DE AGOSTO DE 2022

“¿Habéis entendido todas estas cosas?”

Mateo 13:44-52

El Señor va terminando esta sección de parábolas: dos de ellas hablando del valor del reino; otra que indica la variedad de personas que tienen algún contacto con el evangelio; y finalmente otra en cuanto a la variedad de la enseñanza que emplea el maestro experto.

Exposición

El gran valor del reino (vv. 44-46). Aunque las dos parábolas simpatizan lo mismo hay una diferencia sustancial entre ellas. El tesoro escondido en el campo es descubierto “por casualidad” (v. 44), no obstante el hombre “vende todo lo que tiene” para poder comprar aquel campo. El propósito no es para poder hablar de lo ético de la acción del hombre, sino para mostrar que él reconoce el gran valor del campo y está dispuesto a “hacer cualquier cosa” para tenerlo como posesión suya. Pero el mercader (vv. 45-46) finalmente descubre lo que “ha buscado durante toda su vida”. Ya ha conocido “buenas perlas” en el pasado pero ahora ha hallado la que sobrepasa todo lo conocido hasta aquel momento. ¿Qué hace? Pues: “vendió todo lo que tenía” para tenerlo como posesión suya. La aplicación es obvia: Sea descubierto “por casualidad”, o “con propósito”, de cualquier manera se reconoce el supremo valor del Reino. ¿Cuál ha sido tu experiencia?

La gran variedad (de peces) en el mundo (vv. 47-50). Los peces “malos” aquí son los pequeños que no han crecido y son devueltos al mar para crecer. Y, como en la parábola del trigo y la cizaña (vv. 24-30), la lección es la de evitar “juzgar” quiénes son “los malos” y quiénes “los justos” mientras estamos conviviendo en el mismo espacio: el mundo.

La gran variedad de la enseñanza (vv. 51-52). La predicación/enseñanza ha de ser nueva y conocida a la vez. El maestro/predicador instruido sabe edificar sobre “lo conocido” para llevar a los oyentes a comprender “lo desconocido”. Y esto, obviamente, implica describir cosas nuevas. Se resume en “dime la antigua historia” pero con tonos frescos, nuevos e interesantes.

Aplicación

¡¡No podemos permitir que nuestra predicación sea aburrida!!

Oración : Señor, de verdad, ¡ayúdame a entender todas estas cosas!

Por : Eduardo Bracier

Viernes 05 DE AGOSTO DE 2022

“Las tres tragedias”

Mateo 13:53-58

Después de haber estado enseñando a las gentes que le escuchaban con cuidado, el señor siguió su camino aún sabiendo que entre los suyos (esto es: el pueblo judío) Él iba a ser rechazado.

Exposición

Tragedia número 1: Se maravillaban pero no se convertían (vv. 54-56). Lucas nos da más detalles de este incidente (Lc. 4:16-30) y de cómo Jesús cumplía las profecías de Isaías. No obstante la sorpresa de los oyentes no pasaba del hecho de “maravillarse”. Hacían la pregunta correcta en el v. 54 pero no buscaban la respuesta lógica: reconociendo que su sabiduría y milagros venían del cielo, como cumplimiento de las profecías. Sabemos que más tarde por lo menos dos de sus medio hermanos y medio hermanas mencionados aquí (vv. 55-56 Jacobo y Judas) se convirtieron. Dos cartas suyas forman parte del NT y Jacobo parece que llegó a ser reconocido como el líder  en la iglesia en Jerusalén. Lo más probable es que la resurrección fuera lo que les convenciera de la persona eterna que había convivido con ellos en la casa terrenal.

Tragedia número 2: Se escandalizaban pero no razonaban (v. 57). La sorpresa de su sabiduría y milagros tenía que haberles llevado a una investigación más pormenorizada para llegar a unas conclusiones más fiables: “este profeta es el Cristo”. Sus reacciones iniciales se basaban en superficialidades sin una cuidadosa investigación en las Sagradas Escrituras. Y nosotros ¿qué? ¿Cumplimos Col 3:16 – dejando que la palabra de Cristo more en abundancia en nosotros?

Tragedia número 3: Se auto-castigaban pero sin remedio (v. 58). La incredulidad tenía la acción milagrosa de Cristo, no porque el Todopoderoso fuera incapaz de obrar, sino que en esta ocasión Él limitaba su acción a la respuesta de los que iban a ser los beneficiarios de su misericordia.

Aplicación

¿La historia de Jesús de Nazaret te convence? Tengamos cuidado de no ser “convencidos” pero no “convertidos”. La realidad de la conversión se ve en una vida que honra al Redentor.

Oración : Señor perdóname las veces en que he cerrado las manos que deseaban bendecirme. Y ¡gracias Señor por las veces en que, soberanamente, has mantenido Tus manos abiertas!

Por : Eduardo Bracier

Sábado 06 DE AGOSTO DE 2022

Efectos de la mala conciencia

Mateo 14:1-12

Es interesante ver la actuación de las distintas personas que intervinieron en este relato según la conciencia de cada uno. Desde la debilidad de la ética de Herodes y la crueldad de la de Herodías, pasando por la fortaleza espiritual de Juan, para terminar con la actitud valiente y reverente de sus discípulos. Pero veamos algunos aspectos concretos de los que aprender.

Exposición

La atribulada conciencia de Herodes. Ante el poder de Jesús y su fama, el recuerdo de Juan se hizo dramáticamente presente en la conciencia atribulada de Herodes (vv. 1-2). su conciencia estaba tan agitada por la culpabilidad que sentiría por no haber sido fuerte en el momento en que tuvo que decidir sobre la vida de aquel gran hombre de Dios. Su pecado de adulterio (v. 3), de rebeldía (vv. 3, 7), de asesinato (v. 10), la debilidad de su carácter (vv. 5, 9) y la suciedad de su corazón (vv. 6, 7) le seguían acusando y condenando aún después de tiempo. Esto es un buen ejemplo de que el pecado hace mucho daño en la vida de las personas, y además, supone un deterioro permanente.

Ni Herodías ni su hija se quedaron atrás en su crueldad. No sé conformo con la muerte de Juan sino que quiso que fuese evidente su victoria sobre él.

La fortaleza de Juan. Como contraste tenemos la fortaleza del carácter de Juan, que a riesgo de su propia vida mantuvo sin fisuras su condena a Herodes (v. 5). Debemos seguir su ejemplo en medio de tanta relajación moral. El pasaje nos muestra también la valentía, fidelidad y la actitud reverente de los discípulos (v. 12) frente a su maestro que contrastan con la de aquella zorra (Lc. 13:32) como llamó Jesús a Herodes Antipas. Qué preciosa iniciativa tuvieron al ir a Jesús e informarle de la muerte de Juan. Seguramente recibieron de él consuelo en momentos tan tristes. ¡Qué bendiciones para nosotros saber que en nuestro duelo tenemos a un Consolador tan eficaz! (He. 4:16).

Aplicación

¡Agradecemos a Dios el privilegio que tenemos de poder gozar de una conciencia limpia, los recuerdos del pecado han sido borrados por su gracia a través de la sangre de Cristo (2 Co. 1:12; He. 9:14)

Oración : Mi conciencia continúa cautiva de la Palabra de Dios (M. Lutero)

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Daniel Benítez

Domingo 07 DE AGOSTO DE 2022

Un reto perturbador

Mateo 14:13-21

Al saber Jesús que Herodes lo identificaba con Juan, quiso retirarse de la escena. No por miedo, sino por no adelantar el momento de su muerte, o por vivir en la intimidad el triste recuerdo de la injusta muerte de Juan. Pero en el desierto (vv. 13, 15) Jesús lanza un reto muy perturbador al que nosotros también debemos responder en la actualidad.

Exposición

La misericordia de Jesús. El interés de la gente por seguir a Jesús aún en el desierto nos permite ver la entrega y la compasión del Señor hacia las multitudes (v. 14). El dolor por la pérdida de su primo Juan no le hizo centrarse en el mismo, sino que respondió compasivamente a los necesitados, como era de esperar (Mr.6:34). Ante la situación de necesidad que los discípulos plantean (v. 15) Jesús responde con un llamamiento a la calma y un desafío que debía haberles hecho pensar: no hay necesidad […] dadles vosotros de comer (v. 16). Ante el desafío, los discípulos fueron realistas (v. 17), pero aunque los recursos materiales eran pocos, Jesús les dio una pista: traédmelos (v. 18). La comida era poca pero… es Jesús quien estaba allí. Tenían ante si al creador de cielos y tierra y todo lo que en ellos hay. Por tanto ellos contaban con todos los recursos necesarios para alimentar a la multitud. Y así fue como el poder de Jesús y su bendición permitieron que ellos comieran y se saciaran (vv. 19-20). Ya en el pasado hubo incrédulos que pensaron que sería imposible levantar una mesa en el desierto (Sal. 78.19-20). Con el maná, el Señor demostró que sí era posible para él, entonces, como ahora.

Aplicación

La situación de necesidad de la humanidad perdida sigue siendo actual y dramática. Pasamos por un desierto espiritual en el que parece que nadie tenga algo que satisfaga el hambre del ser humano. Pero Jesús es capaz de levantar, aún hoy en día, en este desierto duro en el que vivimos, una mesa con el único Pan que sacia eternamente (Jn. 6: 48-56). ¡El Señor ha levantado una mesa en el desierto para saciar definitivamente nuestra hambre! (1 Co. 10:16-17) ¡Gloria a Él! Pero el desafío que Jesús lanzó también es actual y pertinente: ¡debemos darles de comer!

Aprovechemos cada oportunidad para ofrecer el pan material pero sobre todo el pan de vida.

Oración: Gracias, Jesús, por no dejarnos solos ante el reto de tener que dar de comer al hambriento.

Por : Daniel Benítez

Lunes 08 DE AGOSTO DE 2022

Fija tus ojos en Cristo

Mateo 14:22-36

Después de realizar un milagro que manifestaba su poder sobre la materia, ahora vamos a contemplar la divinidad de Cristo triunfando sobre la naturaleza. Para ello el Señor permite que los discípulos atraviesen por una situación que pone a prueba su fe pero que termina en un acto de adoración.

Exposición

A solas con el Padre (vv.. 22-23). ¡Qué impacto emocional tendría en Jesús al trabajar con multitudes tan necesitadas como para anhelar estar solo en comunión con su Padre! Las necesidades profundas y el sufrimiento de los pobres seguramente le llevaban a retomar aliento en la presencia de su padre. Cuanto más queramos servir al Señor más necesitaremos buscar fuerzas espirituales y emocionales en una solitaria comunión con él. Lutero comentó: “Hoy tengo tanto trabajo que primero tendré que orar por tres horas”.

En el momento oportuno (vv. 24-27). Jesús no libra rápidamente a sus discípulos de las pruebas a las que él mismo les había conducido. Además no solo permite la tempestad sino que espera hasta el último momento para llegar en su auxilio. Todo eso era necesario para que ellos tuvieran una imagen correcta de la gloria de Jesús viéndole caminar sobre las aguas.

Bendita mano de Jesús (vv. 28-36). Pedro ve en esta situación una oportunidad para confirmar la divinidad de Cristo y manifestar su admiración por él (comp. 17:4) pidiendo caminar hacia Jesús. Pero a los pocos pasos la realidad temible que le rodea le vence y clama al Señor. ¡Bendita mano de Jesús extendida para tomar a Pedro y levantarlo pero también benditas palabras que nos animan a mantener nuestra fe y confianza sin fisuras en él! El mar y el viento calmados, la adoración de los suyos, y las enfermedades sanadas, son pruebas indubitables de su divinidad.

Aplicación

La gloria de Jesús queda evidente en estos milagros. Pero también el amor de Cristo queda patente en su reacción frente a nuestras pruebas y fracasos superados solo con la ayuda de su gracia. Nuestra vulnerabilidad ante las dificultades propias de la vida son el mejor escenario para contemplar su poder en nosotros (2 Co. 12:9). El Señor, como a Pedro nos seguirá sosteniendo en nuestras luchas.

Oración : Señor, que por la fe… me sostenga como viendo al Invisible.

Por : Daniel Benítez

Martes 09 DE AGOSTO DE 2022

Tradición o Traición

Mateo 15:1-9

Hay tradiciones que son buenas y provechosas como la de reunirse en familia por Navidad o celebrar la entrada del año nuevo en oración con los hermanos. El problema viene cuando una tradición, que puede ser buena en principio, comienza a desvirtuarse y llega a convertirse en una práctica superficial que ya no responde a los planteamientos iniciales. Algo de esto veremos hoy.

Exposición

Una buena costumbre (vv. 1-2): Lavarse las manos antes de comer. Es hasta necesario si queremos evitar enfermedades. El problema radica en que los fariseos medían por esa acción -que no tenía fundamento directo en la Palabra- la espiritualidad y la santidad de los demás. ¡Grave error! Por eso el Señor no contesta directamente a su pregunta sino que se prepara a realzar su incoherencia.

Mayor condenación (vv. 3-6) merece para Jesús la actitud de aquellos que magnifican la importancia de una tradición de origen humano -por muy buena que sea- si con ella anulan la autoridad de la Palabra de Dios. Ese era el caso de los fariseos. El ejemplo usado por Jesús era claro. Movidos por su egoísmo, dedicaban como ofrenda el dinero con el podrían ayudar a sus padres (comp. Mc. 7:11-13). Así se reservaban ese dinero para el futuro mientras sus padres quedaban abandonados. Su tradición egoísta anulaba el mandamiento de cuidar de los padres.

La peor actitud (v. 7-9) de los fariseos, era no distinguir lo interno y espiritual de lo meramente externo, pasajero y coyuntural. Su corazón negaba la piedad y el sometimiento a Dios que externamente profesaban sus labios.

Aplicación

Nos ganamos la reprensión del Señor, cuando cumpliendo con tradiciones humanas -por muy piadosas que parezcan-, desobedecemos los claros mandamientos de la Palabra de Dios. Cuando esto sucede, nos estamos ubicando muy lejos de la auténtica adoración ¡Qué el Señor nos ayude a distinguir entre tradición y mandamiento! Pidamos al Señor la capacidad para ver la diferencia (Fil. 1:9-11).

Pensamiento: Añadir tradiciones provenientes de los hombres a la Santa Palabra de Dios es como cubrir de pintura un diamante (Samuel L. Johnson).

Por : Daniel Benítez

Miércoles 10 DE AGOSTO DE 2022

Lo realmente peligroso

Mateo 15:10-20

Jesús, en este pasaje, sigue insistiendo en la necesidad de colocar en su correcta perspectiva las prácticas que tienen que ver solo con aspectos externos, y las que están relacionadas con el verdadero estado de nuestro corazón. Estas últimas son las realmente prioritarias, puesto que determinan la aprobación de Dios sobre nuestra vida, conducta y práctica.

Exposición

Lo que sale del corazón (w. 10-12, 17-20). No es difícil entender el hecho de que los fariseos se escandalizaran. Jesús, no solo estaba condenando sus tradiciones, sino que, además, está dejando sin efecto muchas secciones del libro de Levítico. De una vez por todas Jesús deja claro que, sin restar importancia a las cuestiones de salud, lo prioritario es el corazón por encima de los rituales. A Jesús no le importa tanto “cómo actuamos sino por qué lo hacemos; no tanto lo que de hecho hacemos sino lo que en el fondo de nuestros corazones deseamos hacer. T. de Aquino decía que el hombre ve la acción, pero Dios la intención.” (W. B.). Lo que se come, afecta al cuerpo, pero lo que nace del corazón puede ser muy dañino, porque afecta al alma y al espíritu. Nos puede afectar a nosotros, pero también a otros (v. 19).

(vv. 13-14). Era lógico el enfado de los fariseos porque Jesús les quitaba el privilegio de erigirse en jueces de los demás por la simple observancia del cumplimiento de rituales externos, de los que tan orgullosos se sentían. Además, Jesús los coloca al mismo nivel de los otros: son ciegos; lo son por propia voluntad, por la dureza de su corazón (Jn 3:19 y 9:40-41). Ni siquiera pertenecen a la labranza de Dios (1 Co. 3:9) porque han sido arrancados.

Aplicación

Por lo que hemos visto es imprescindible cuidar de nuestro corazón (Pr. 4:23). No seamos como los discípulos que no entendían algo tan importante. El Reino de Dios no se perfecciona dejando de comer o de beber (Ro.14:17), o negándose a tener amistades con no cristianos. Lo que realmente nos hace daño es el egoísmo y los pensamientos corrompidos que anidan en nuestro interior. Por ello, cuidemos con esmero lo que hay dentro de nuestro corazón para dar buen fruto.

Pensamiento: Según Cristo no nos profanan, no nos apartan de Dios las cosas que comemos sino las que pensamos, hablamos y hacemos. (J. de Valdés)

Por : Daniel Benítez

Jueves 11 DE AGOSTO DE 2022

La victoria de la Fe

Mateo 15:21-28

El pasaje de hoy nos presenta a un Jesús enigmático a quien no estamos muy habituados a ver en los Evangelios. En su trato con la mujer, Jesús nos deja perplejos por la dureza de sus palabras pero, finalmente, nos muestra su corazón compasivo y amante para con quien se acerca a él con fe.

Exposición

La mujer cananea demuestra ser muy valiente (v. 22). Siendo ella gentil, se acerca para encontrarse públicamente con Jesús, seguramente en un ambiente hostil (v. 21). Ella demuestra conocer bien la tradición hebrea, puesto que llama a Jesús Hijo de David (v. 22), pero también conoce de su poder para sanar. Ese conocimiento la acerca a Jesús con toda su desesperación. Pero la mujer no solo demuestra su valentía, conocimiento y necesidad, sino que con su respuesta a Jesús deja clara su actitud de suma humildad y no le importa identificarse con los perrillos que solo reciben las migajas. Finalmente demuestra su carácter amante y, sobre todo, perseverante, con su firme determinación de ver a su hija sana, a pesar de los aparentes desplantes de Jesús (vv. 25, 27).

El silencio inicial de Jesús (v. 23). Más tarde nos dejan totalmente desencantados las palabras del Señor (v. 24), que contrastan con el deseo de los discípulos. Pero ante la amargura insistente de la mujer llegamos a la perplejidad absoluta al ver la respuesta de Jesús (v. 26), quien trata con tan “aparente desprecio” a esa necesitada mujer. En contraste, finalmente, quedamos asombrados de como el Señor destaca y premia la fe de aquella mujer que, aun sabiendo que no tenía ningún derecho de ser atendida, sigue implorando su compasión hasta ver a su hija totalmente sanada.

Oración

Para los hebreos la fidelidad no era solo una actitud mental, sino un posicionamiento claro y decidido por Dios de parte de quien le conoce. Por ello nos impacta la perseverancia y la fe la de esta mujer gentil que es realmente digna de imitar. Como ella, sabemos muy bien quienes somos, nuestras limitaciones, nuestro pecado, pero también, como ella, sabemos quién es Jesús, su amor y su poder. Por esa fe en Él, podremos ver victorias (1 Jn. 5:4).

Pensamiento: El silencio de Dios es, con frecuencia, la más grande prueba de nuestra fe. (E. L. Carballosa)

Por : Daniel Benítez

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies