Devocional

Miércoles 01 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una verdad incuestionable

Juan 18:28-40

Los líderes judíos han condenado a muerte a Jesús, pero corresponde a Roma ejecutar la sentencia (31). Realmente, ante Caifás el delito definitivo es proclamarse como Mesías el Cristo, Hijo de Dios (Lc. 22:67-71). Ahora intentarán que Pilato asuma su criterio de buena fe sin ningún tipo de prueba (30), bajo tres acusaciones: incitar al pueblo a la sedición, rebelarse contra Roma prohibiendo pagar impuestos (Lc. 20:22-25; Mt. 17:24-27) y proclamarse rey de los judíos.

Exposición

Problemas a la vista. Pilato estaba probablemente en la fortaleza Antonia y no debió hacerle gracia ver a los representantes del Sanedrín que eran muy pulcros para no contaminarse entrando en un edificio de gentiles para evitar la contaminación ceremonial en la Pascua (28), pero no tenían inconveniente en asesinar a un inocente por envidia (Mt. 27:18). Si Jesús hubiese sido peligroso, Roma ya le habría cogido la matrícula hace mucho tiempo. Pilato sabe que es una cuestión religiosa y no le interesa lo más mínimo, por eso intenta que Herodes resuelva el caso (Lc. 23:7), pero le devuelven la patata caliente.

¿Rey sin reino? Pilato espera que Jesús se inculpe o le dé alguna pista para entender la situación: “¿Qué has hecho?” (35). Finalmente, sólo puede tener algo de peso que Jesús se autoproclame un nuevo rey judío, pero Jesús le explica que su reino es otro y su misión ha sido dar testimonio de la verdad (37), a lo que Pilato responde con escepticismo: “¿Qué es la verdad?”. El problema continúa y a Pilato se le ocurre una salida, soltar a un inocente como Jesús (38). Lo incomprensible es que los judíos acusen a Jesús de sedición y pidan a Barrabás, alguien que ha demostrado serlo sobradamente (Mr. 15:7).

Aplicación

La cuestión principal no era qué había hecho Jesús, sino quién era realmente. El evangelista lo había aclarado antes: “el camino, y la verdad, y la vida” (6). No es un asunto filosófico, no es un tema para disertar, es una realidad eterna. Cristo es quién es, y aquellos que le conocen, descubren la verdad y entonces, son libres (Jn. 8:32). Los líderes judíos no lo habían entendido antes y ahora menos aún y Pilato se acercó más, pero pasó de largo, ¿y nosotros?

Reflexión

Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad” (Jn. 17:17)

Jueves 02 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El Hijo de Dios, condenado

Juan 19:1-16

Pilato está ante un dilema considerable, su conciencia le muestra con claridad que Jesús es inocente, pero quiere ser políticamente correcto y contentar a todos rompiendo la cuerda por la parte aparentemente más vulnerable que ha decidido no defenderse, el propio Jesús, quien no tuvo un mal abogado que protestase al menos por la injusticia legal y el atropello físico que se estaba cometiendo. Jesús fue un cordero llevado al matadero (Is. 53:7).

Exposición

Una solución desesperada. Pilato decide azotar a Jesús, no hay una sentencia propia de un tribunal romano por lo que no es seguro que recibiese los azotes legales acostumbrados, pero por pocos que fueran e independientemente del método, bien varas o un látigo con terminaciones de hierro que arrancaba la piel, el castigo era ejemplar y el reo daría lástima. Aquellos hombres sin escrúpulos no sentían pena, así es el odio cuando se alimenta con crueldad, sólo hay que despertar a la bestia que está en nuestro interior, el pecado. Pilato saca al prisionero con una vil corona de espinas sin despertar el menor interés (Is. 53:2).

Una nueva acusación. Tras la violencia verbal mostrada por los judíos, éstos inciden en una nueva acusación: “Se hizo a sí mismo Hijo de Dios” (7). Pilato tuvo miedo, y su mujer añadió la noche tan larga que había vivido llena de pesadillas (Mt. 27:17-22). Pilato empieza a darse cuenta de que Jesús es más de lo que parece: “¿De dónde eres tú” (9). Jesús le hace ver que Dios respalda a las autoridades, pero que el control de las cosas no lo tiene Pilato. Pilato está agobiado, pero los judíos le retan haciendo ver que trasladarán al César su actitud apoyando a un enemigo de Roma. Lo más fácil fue firmar la crucifixión.

Aplicación

Es realmente triste ver al Rey de Reyes en una situación así, pero no perdamos la perspectiva, estaba llevando nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero voluntariamente (1 P. 2:24). En adelante será él quien se burle de aquellos que le reten (Sal. 2:4). Quien no implore su gracia y misericordia aceptando su sacrificio por amor de nosotros, perecerá. El orgullo humano despreciándole tendrá su castigo. (Sal. 2:9, 12).

Reflexión

Yo publicaré mi decreto; Yahvéh me ha dicho: Mi hijo eres tú” (Sal. 2:7)

Viernes 03 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una ofrenda consumada

Juan 19:17-30

Es la hora de la crucifixión, a unos 200 metros del muro de Agripa, fuera de la puerta exterior (He. 13:12), hay una colina alta en un lugar con forma de Calavera en hebreo llamado Gólgota, allí como escarmiento se muestra a los enemigos del imperio romano ejecutados por diversos delitos y entre ellos, un inocente, quien paga por los delitos de todos nosotros.

Exposición

Un relato discreto. Escuetamente el texto dice que “allí le crucificaron” (18), todos los evangelios evitan regodearse en el morbo, son respetuosos al máximo con la persona de Cristo, algo que sin embargo en la cultura católica es al contrario, la sangre sale a relucir por todas partes. Una inscripción en cada cruz explicaba el motivo del castigo, y Pilato, una vez que ha sido presionado por los judíos puede molestarles escribiendo: “Rey de los judíos”, en hebreo, griego y latín, así nadie tendría dudas, tanto judíos como gentiles lo leerán.

Hechos consumados. La túnica era la parte interior de las vestiduras y en este caso perdía su valor si se rasgaba en cuatro partes, lo que indica que eran cuatro los soldados encargados de una crucifixión y que posiblemente Jesús estaba completamente desnudo. Nuestro Salvador se despojó de sí mismo hasta la muerte y fue despojado de todo, su entrega fue total y echaron suertes sobre sus escasas pertenencias, cumpliendo la profecía. Poco después muestra su afecto hacia su madre y pide a Juan que cuide de ella, nunca fue distante y también honró a sus padres como establece la Ley (Ex. 20:12).

Aplicación

En su último aliento, con tanta pérdida de sangre y falta de líquidos, Jesús tiene sed y aunque no tragara el vino avinagrado, le mojan los labios para refrescarle. Poco después, los evangelios no dicen que murió, sino que como en el caso de Juan, entregó voluntariamente el espíritu, nadie se lo quitó. La expresión “consumado es” en griego significa “llevar a cabo la voluntad de alguno, sea de sí mismo o de otro”. Cumpliendo su voluntad, la del Padre y el Espíritu Santo, su obra fue completa y perfecta en nuestro favor, no hay nada que se pueda añadir o mejorar (He. 10:14).

Reflexión

En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez y para siempre” (He. 10:10)

Sábado 04 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una digna sepultura

Juan 19:31-42

Los líderes judíos quieren que Jesús y sus compañeros mueran cuanto antes para que sus cuerpos sean enterrados antes del día del reposo, y así no profanar su tierra. De este modo, el sábado celebrarían la Pascua puros, sin contaminación ceremonial. Lo ideal es coger una maza y destrozar las piernas para que el cuerpo caiga a peso y la muerte sea más rápida sobre todo por asfixia. Estos judíos eran implacables asesinos y pulcros religiosos en apariencia externa, podridos por dentro, blancos por fuera.

Exposición

La sorpresa de Pilato. Pilato no entendía que Jesús ya hubiese muerto, era algo anormal en tan poco tiempo, por tal motivo envía a soldados expertos que certifican la defunción, incluso le clavan una lanza y al instante salen agua y sangre, elementos que conllevan una gran carga simbólica de lavamiento espiritual, en el caso del agua por medio de la Palabra (Tit. 3:5; Ef. 5:26; Stg. 1:18; Jn 3:5). La nueva vida y el lavamiento de nuestros pecados, se producen por causa de la muerte de Cristo, la Palabra encarnada.

Una sepultura real. Dios tiene a servidores esperando, Nicodemo y José de Arimatea, miembro del concilio, están preparados aguardando este momento ya que no desean que el cuerpo de Jesús quede expuesto a las aves de rapiña. Ambos asumen la crítica posterior al identificarse con Jesús por parte de sus paisanos, y preparan unos 45 kilos de perfumes para embalsamar a Jesús. La mirra era una resina olorosa y los áloes tenían maderas de sándalo. Varias personas trasladarían a Jesús a toda prisa con los lienzos hasta un lugar escogido para un noble en un huerto, antes de la puesta de sol y la llegada del sábado (Is. 53:9).

Aplicación

Juan dio testimonio para que creamos mientras se cumplían una y otra vez las Escrituras, la Palabra de Dios lo impregna todo (35-37). Se trata de un torrente de Palabra divina que se derrama en estos momentos aplicándose al Salvador. De este modo, no hay duda de que Dios ha llevado a cabo minuciosamente su plan de redención y a pesar de la tristeza al ver algo así, al haber creído en su Hijo es maravilloso entender por medio de su Santo Espíritu el amor de Dios.

Reflexión

Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados” (Mt. 26:28)

Domingo 05 DE SEPTIEMBRE DE 2021

No ver para creer

Juan 20:1-10

Los periódicos de la época no esperaban una noticia así, en realidad nadie estaba pendiente de un acontecimiento semejante, al igual que ocurrirá con el arrebatamiento de la iglesia del Señor. De pronto hay una tumba vacía de la persona que más revuelo había causado entre la nación judía y nadie lo puede explicar. Es momento de llamar a detectives privados para que inicien una investigación o esperar a que el MOSSAD aporte alguna pista.

Exposición

Una sorprendida mujer. Si hace dos días Pilato no entendía que Jesús hubiese muerto tan pronto, ahora María Magdalena se lleva la sorpresa del siglo; no es investigadora ni reportera, pero sí testigo de que hay una tumba vacía que estaba protegida por expertos soldados romanos. La angustia es total y corre a buscar más testigos. Pedro y Juan salen disparados como si fuesen atletas de una carrera de velocidad y en sus marcas, Juan supera a Pedro. Pero eso no es lo importante, en la carrera cristiana lo fundamental no es quién llega antes, sino alcanzar la meta (Fil 3:14).

No ver para creer. Juan vio, o en realidad no vio, porque la tumba estaba vacía, pero en ese instante, creyó. Hasta ahora no habían relacionado las palabras de Jesús con la resurrección (10), pero para Juan esa era la explicación. En el silencio de su alma, mente y corazón, todo encajaba y por eso puede escribirlo como testigo directo de estos acontecimientos (8). No podían hacer más, pero sí dar fe de que efectivamente, la tumba estaba intacta con los sudarios visibles, pero el cuerpo había desaparecido en aquel embriagador huerto. Toca esperar dependiendo por fe la revelación de Dios.

Aplicación

Siempre llama la atención la forma de actuar por parte de Dios hacia nosotros. En ocasiones importantes nos deja perplejos, sin respuesta, sin argumentos para entender las cosas o esperando a que recordemos sus promesas por fe. En cualquier caso, no nos dejará en esa situación de forma permanente. Apelará a nuestro intelecto y nuestras emociones se encontrarán también en un punto donde adorarle agradecidos por su forma de obrar a favor del hombre. ¡Gloria a Dios por su plan de redención!

Reflexión

a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso” (1 P. 1:8)

Lunes 06 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una reportera especial

Juan 20:11-18

María había sufrido el ataque de siete demonios y era oriunda de Magdala, ciudad conocida por su inmoralidad. Por todo esto, es llamativo que sea la escogida en los planes divinos para dar a conocer la noticia más notable de la Historia. En primer lugar, tendría que asimilar acontecimientos tan impactantes y luego ser portavoz de un mensaje de resurrección, al igual que cualquiera de nosotros. Jesús ha vencido a la muerte, ha resucitado y vive para siempre intercediendo por sus hijos hasta su segunda venida.

Exposición

María, sobrecogida. María no ha seguido el ritmo de carrera de Juan y Pedro que ya se han marchado tras contemplar el sepulcro vacío; necesita estar al menos cerca de un cuerpo frío, tal vez con el fin de ungirle con algún perfume más tranquilamente. Indudablemente, es una mujer agradecida a Jesús tras haberla sacado de una vida vacía sumida en la esclavitud del pecado y la orfandad que siente es un sentimiento profundo.

¿Por qué lloras? ¿A quién buscas? María vuelve a contemplar el sepulcro, es lo único que puede hacer y una nueva sorpresa le aguarda, esta vez dos mensajeros divinos que sólo tienen una pregunta retórica que parece innecesaria. Sin embargo, luego entendería que no había un motivo para llorar o para la desesperanza. Afuera, Jesús estaba esperando, ¡tremendo! Aquel corazón que buscaba a Dios con tanto amor, no sería defraudado: “¿A quién buscas?”. La historia recuerda a José en Egipto antes de declararse a sus hermanos tras no ser reconocido (17). Poco después, tendrá que buscar encantada sus hermanos por mandato de su Raboni o Maestro para gritarles de emoción que Jesús vive.

Aplicación

¿Por qué lloramos? ¿A quién buscamos? ¿Cuál es nuestra esperanza? Si estamos desesperanzados y no le vemos sentido a este mundo, estamos en lo cierto, no hay futuro fuera de la Palabra de Dios. Sus palabras se han cumplido hasta aquí y lo seguirán haciendo por todas las edades. No hay lugar para la frustración por causa del pecado, hay una bendita esperanza para sus hijos por los siglos de los siglos (1 P. 1:3-9)

Reflexión

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1 Ts. 4:17)

Martes 07 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Un invitado de lujo

Juan 20:19-23

Jesús tiene una cita casi con seguridad en el Aposento Alto, aunque no ha sido invitado y las puertas están cerradas, lo cual no será impedimento para que se presente trayendo paz a unos corazones que estaban intranquilos y perplejos ante las noticias sobre el sepulcro vacío y la resurrección. Con todo, la incredulidad de los discípulos era manifiesta (Mr. 16:14). Era el momento de que le reconociesen y cambiaran su perspectiva de todo, especialmente, a la luz de la revelación de Dios en las Escrituras.

Exposición

Unos discípulos aturdidos. Era tarde, el día parecía acabado y tal vez pensaban en irse a dormir, pero las cosas no terminan hasta que Dios no quiere. De repente, alguien está en pie junto a los discípulos trayendo un saludo de paz. El mensaje más importante es que entiendan que a partir de ese momento son mensajeros de parte de Dios y cuentan con la presencia del Espíritu Santo. Entonces, los invitados son dos, dado que el Espíritu Santo también está presente en la escena y en todo momento a partir de ahora, la iglesia depende de su ministerio.

Pruebas irrefutables. No hay duda, Jesús está con ellos; cuesta creerlo y les inunda el gozo, no había regalo más maravilloso que su presencia (20). Ahora lo reconocen como su Señor en términos absolutos, el único digno de adoración. En adelante, Juan empleará este título al referirse a Él. Jesús les enseña las manos y el costado para que dejaran de dudar y se centraran en aprender cuál era su misión como embajadores y la autoridad que los apóstoles tendrían denunciando el pecado como vemos poco después de forma ejemplar, en medio de la iglesia, con Ananías y Safira en Hechos 5 (23).

Aplicación

¿Estamos encerrados? ¿Nos inunda la pesadumbre? ¿Tenemos dudas e incluso incredulidad? Así estaban los discípulos y Cristo se presentó cuando menos lo esperaban porque él nunca llega tarde a una cita. Cuando los temores nos inunden recordemos sus palabras: “Paz a vosotros”. Será en la noche o en el día, cuando sea necesario, Cristo, el Padre y el Consolador, acudirán a nuestro encuentro (Jn. 14:23).

Reflexión

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Jn. 14:27)

Miércoles 08 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una nueva necesidad

Juan 20:24-31

No sabemos el motivo por el que Tomás no se encontraba con los discípulos en el Aposento Alto una semana antes, pero el evangelista nos aclara que tiene un grave conflicto personal, una lucha interior donde muestra toda su rebeldía y frustración ante las palabras de sus amigos que no terminan de convencerle. Sin embargo, Jesús sabe que es cuestión de tiempo. Así ocurre con nosotros en determinadas situaciones en las que necesitamos que Dios tenga paciencia al tratarnos.

Exposición

Una nueva visita. Anteriormente tanto con María Magdalena como con sus discípulos, Jesús había atendido necesidades muy concretas, es un trato muy personal y cercano. Esa ha sido hasta aquí la forma de discipular por parte de Jesús y continúa actuando de la misma manera. Tomás llamado Dídimo o “mellizo”, ha estado ocho días resistiendo los comentarios de sus amigos, parece que le han calentado mucho e intenta mostrar una personalidad firme y cada vez más tajante que se crece, pero todo es apariencia. Tiene un perfil de cierto pesimismo y negatividad: “Si no viere…” “Si no metiere mi mano…” “no creeré jamás…”. No quiere que duden de él al igual que Pedro cuando afirmó que no negaría al Maestro, pero allí está Jesús para demostrar lo contrario.

Un cambio repentino. Jesús le recuerda sus palabras y Tomás cae rendido a sus pies: “¡Señor mío, y Dios mío!” (28). ¿Dónde estaba el duro Tomás? Muchas personas parecen las más cerradas e imposibles para conocer el evangelio y extrañamente, llegan a ser los discípulos más entregados, así era Tomás, sólo necesitaba un breve encuentro con Jesús.

Aplicación

El caso de Tomás explica claramente el motivo de este evangelio: “Creer que Jesús es el Cristo y tener vida en su nombre” (31). En Juan 3:16 hemos visto que creyendo en Él no hay pérdida y sí vida eterna, Juan se ha propuesto escribir un evangelio sobre la vida que da Dios, y lo ha conseguido; sólo ha tenido que seleccionar algunos textos de las miles de escenas en las que Jesús mostró sus credenciales como Hijo de Dios. Perdidos, si le damos a Jesús la oportunidad de acercarse a nosotros, nunca nos defraudará.

Reflexión

Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en Él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Jn. 6:40)

Jueves 09 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una nueva cita

Juan 21:1-14

María Magdalena, los discípulos, los de Emaús, Tomás y hoy sobre todo, es el turno de Pedro. Nuevamente llama la atención la forma tan personal con la que Cristo confecciona su agenda para resolver los conflictos y dudas de cada discípulo. Jesús está deseando quitar la ansiedad y preocupación de cada persona. Realmente su trato es tan exquisito, bueno y adecuado que no se puede pedir más. Su amor mostrado sobre todo en la cruz y su cuidado pastoral son maravillosos.

Exposición

Un desconcertado Pedro. A pesar de haber escuchado al Señor anteriormente, Pedro no ha tenido la oportunidad de sacarse la espina que tiene clavada tras su negación. Podemos imaginar que se preguntaría si para Jesús era cuestión menor, pero en Pedro había un conflicto sin resolver y tal vez tampoco se atrevía a plantearlo abiertamente, lo cual si se quedaba dentro, le haría daño. Jesús tenía pocos días para estar con ellos, y no iba a dejar ningún conflicto pendiente. Pedro vuelve a su barca, es lo que sabe hacer, y cabe pensar, ¿el Señor contará con él en el futuro después de lo que hizo?

La iniciativa de Jesús. Allí está nuevamente, contemplando en el horizonte a ese grupo de hermanos queridos y sin rumbo, su fe necesita un nuevo empujón. Otra vez llegan al final de una jornada infructuosa, cuando sus ojos están vedados para reconocerle (Lc. 24:16), donde se añadiría posiblemente la neblina propia de la mañana. Jesús indica dónde echar las redes, y ellos pensarían que su vista alcanzaba a ver algo que no contemplaban. Al hacerle caso, todo cambia los recuerdos se agolpan: “¡Es el Señor!” (7, cp. Lc. 5:7).

Aplicación

Unas brasas, un pez… la mejor barbacoa y un banco de peces preparado para un festín con una celebración inimaginable en la playa. Lo más importante no es la preparación de todo, sino la compañía, aunque en lo anterior, el Maestro es el anfitrión perfecto, por eso también prepara lugar para nosotros en el cielo. Pedro ama a Jesús con todo su corazón y se tira como un torpedo para hacer los 100 metros a nado batiendo el récord mundial. Así es Pedro, así es su Señor…

Reflexión

Voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Jn. 14:3)

Viernes 10 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Un diamante pulido

Juan 21:15-19

Pedro había dejado claro en su momento que aunque todos fallaran, él no lo haría; amaba tanto a Jesús que daría su vida por él (Mt. 26:33-35). Por el momento, todo había sido al revés, era Jesús el que había dado su vida por él mientras que Pedro se había desentendido de su Señor. La comida había sido una gozada, estaban relajados en la playa y todos tenían escuchar una entrañable conversación.

Exposición

Tres veces. Al tercer día, Jesús había resucitado, y antes por tres veces, Pedro le había negado. Ahora Jesús tenía tres preguntas que hacerle para ver si su respuesta no cambia y Pedro es resucitado o restaurado para su servicio. La pregunta que se repite es sencilla, no es si sabe más que los demás, sino: “¿Me amas?”. Más allá de los argumentos, lo que nos preguntamos cuando hay un conflicto entre amigos, familiares o hermanos, ¿nos amamos? Jesús no espera respuestas grandilocuentes o justificaciones varias, y nadie le puede engañar como Pedro sabe: “Tú lo sabes todo?” (17). Esta vez Pedro, no se compara con los demás diciendo que aunque todos fallen, él no. Ha sido una prueba dura que ha dejado su orgullo al desnudo, por fin ha aprendido a humillarse.

Pedro y nosotros. “Tú sabes que te amo”. Cuando fallamos y nos arrepentimos como Pedro, ¿amamos al Señor? Si es así, Dios nos recuerda que no abandonemos su servicio para quedar inutilizados y que empleemos nuestras fuerzas en darnos a los demás como vemos en la cruz. Tras las pruebas, Dios no nos desecha como hace esta sociedad con cualquier cosa que envejece; para Dios entonces somos instrumentos perfeccionados. Sólo tenemos que aprender y seguir amándole, sometiéndonos a su voluntad.

Aplicación

Pedro era uno de aquellos que creían que podían con todo, el mundo se le quedaba pequeño, lo duro para él era dejarse guiar por otros y hasta en la vejez tendría que dejarse llevar. Irá aprendiendo a valorar a los demás y trabajar en equipo hasta entregar su vida por su Señor muriendo en Roma en una cruz por su Maestro (18-19). Dios sabe cómo trabajar en nosotros hasta ser preciosos en todo.

Reflexión

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo” (1 P. 1:7)

Sábado 11 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El Dios Soberano

Juan 21:20-25

Pedro y Juan eran inseparables, nos muchas las ocasiones en las que aparecen juntos en los evangelios y una vez que Jesús le da a entender a Pedro cómo iba a morir (19), éste siente curiosidad por el fin de su amigo Juan. Sin embargo, el Señor le hace ver que hay cosas que tiene que dejar en las manos del Soberano Dios y seguirle (22).

Exposición

El que viene. Jesús expresa que el plan para nuestra vida depende de su voluntad: “Si quiero que él quede” (22), y haríamos bien en aceptarlo con gratitud porque su voluntad es buena, agradable y perfecta (Ro. 12:1-2). A nosotros nos corresponde colaborar con su plan y dejarle hacer. Las palabras de Jesús “hasta que yo venga”, son una traducción del verbo en modo indicativo que más bien sería: “mientras estoy viniendo”, algo que está ocurriendo en la actualidad, Jesús regresa pronto, pero no sabemos el día, por eso hemos de vivir con esa santa expectación de su segunda venida.

La palabra corre. Se utiliza el término “morir” (23) y no “dormir” como Pablo en 1 Tes. 4:13, aunque está enfatizando lo mismo. La muerte afecta a todos como paga del pecado y si Cristo no ha regresado antes, todo depende de él. Ya en ese momento, esto dio que pensar “entre los hermanos” (23) que es un término usual en el libro de los Hechos (9:30; 11:1, 29; 15:1,3, 22, 23), muy apropiado para denominar a los cristianos desde los inicios del cristianismo. De este modo, la Palabra corría con sus interpretaciones como vemos en el texto porque tanto Juan como todos sus discípulos somos llamados a dar testimonio del evangelio y éste es verdadero (24).

Aplicación

El versículo 25, ha dado mucho que hablar, el propósito del evangelio ya se expresa en 20:30-31: “Creer en el Hijo y tener vida”. Cuando el Códice Sinaítico del siglo IV entró en el Museo Británico fue sometido a rayos ultravioletas y evidenció que se había escrito sobre otra frase. Parece que quien fue el primero en compilar los evangelios como una colección, añadió un resumen de los cuatro. En cualquier caso, no está alejado de la realidad tal y como podremos comprobar en la eternidad con Cristo.

Reflexión

Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay… concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra” (Hch. 4:24, 29)

Domingo 12 DE SEPTIEMBRE DE 2021

La ética del evangelio

Romanos 12:1-8

En los primeros 11 capítulos de la epístola vemos que quien es justificado por la fe, al morir al pecado anda en novedad de vida (6:4), no viviendo según la carne, sino según el Espíritu (8:1-13). A partir del capítulo 12 se traduce a la práctica la doctrina de los capítulos anteriores evidenciando una clara semejanza con el Sermón del monte. La partícula “Así que” (1), une todo.

Exposición

Un ruego muy enfático. En nosotros ha de producirse una respuesta espiritual, racional o “lógica” (1). Somos personas transformadas que deben estar en un proceso constante de entrega y renovación que apela a la mente, no es algo meramente emocional. El propósito es discernir la voluntad de Dios, buena, agradable (porque nuestra entrega en santidad sube a Dios en olor grato) y perfecta, al seguir el propósito definido en el plan de Dios. Hay que rechazar el molde que el mundo nos quiere imponer porque somos hijos de Dios (2). Es importante que el orgullo quede a un lado, no sobreestimando ni subestimando lo que somos para no hacernos daño a nosotros y a los demás evitando el normal crecimiento (3).

La capacitación. Aquellos que se ofrecen a Dios, se unen a otros sacrificios vivos formando un cuerpo donde somos diferentes y necesarios. Nos debemos a los demás y no podemos vivir sin ellos porque nadie está completo sin el resto del cuerpo de Cristo (5). A continuación se citan varios dones y se comienza con la profecía, ya que parece que al igual que en Corinto se valora más. Cada don conlleva una frase para describir cómo ha de ejercerse que en algunos casos, no añade nada nuevo. Dios simplifica las cosas, no hay excusas para servirle.

Aplicación

La profecía no debe ir más allá de la medida de la fe, es decir, no añadir nada de cosecha propia sometiéndose a la Palabra y siendo la iglesia la que juzga (1 Co. 14:29). Servicio, enseñanza, palabra de exhortación, repartir con generosidad, presidir con esmero y hacer misericordia sin desagrado siendo un deleite. No todos tenemos esos dones, pero todos debemos practicar cualquier don bajo estas sencillas indicaciones siendo humildes al aceptarlas, es la Palabra del Señor.

Reflexión

Si hay alguna misericordia… no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros” (Fil. 2:1, 4).

Lunes 13 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Vivir en amor

Romanos 12:9-21

En estos versículos continuamos con la ética cristiana centrados en cómo se expresa el amor de Dios en nuestra vida sirviendo a los demás. Es interesante que en 1 Corintios al igual que en este capítulo, se hable de los dones en el ámbito del amor, sin el cual, los dones pueden desarrollarse de una forma fría e impersonal.

Exposición

Seguir lo bueno. Cada día hemos de tomar decisiones donde el bien y el mal están frente a nosotros, la Palabra de Dios nos dice que aborrezcamos o detestemos horrorizados lo malo (9). Si hacemos el mal y la conciencia permanece imperturbable nuestro estado es gravísimo. Debemos amarnos escogiendo a los demás como mejores que a nosotros haciéndoles bien y después, ocuparnos de nosotros. Cristo se entregó sin pedir nada a cambio en la cruz del Calvario y nosotros somos sus esclavos (11, cp. Pr. 13:4). Actuar así, es motivo de alegría si lo consideramos un honor. Además, la oración ha de ser un hábito en una lucha espiritual abnegada (12)

Exhortaciones. A partir del v.9 aparecen exhortaciones que son más variadas desde el v. 13. Ser hospitalarios no es una opción, sino una necesidad en la obra del Señor. Las casas han de estar abiertas a compartir nuestra fe y bienes materiales. Las necesidades prácticas se multiplican, e incluso pueden alcanzar a nuestros enemigos que en un momento dado, pueden estar casi a nuestra disposición por causa de infortunio. En ese momento, lo fácil es sacar a relucir el orgullo para dar la estocada final, pero Dios es totalmente contrario a esa forma de actuar aunque el juicio le corresponda a Él (19). La última oportunidad para arrepentirse, tal vez se entenderá al recibir un vaso lleno de misericordia en lugar de odio y rencor.

Aplicación

Vivir en armonía sin ser arrogantes y elegir a los humildes (16), no tiene futuro en nuestra sociedad, pero este mundo tampoco lo tiene a diferencia del Reino de Dios del que ya podemos enseñar y vivir sus valores. La ley del talión, ojo por ojo, está alejada del amor de Dios y sólo engendra más violencia (17), quien rechaza la gracia, amontona juicio (20). No nos conformemos con lo malo, porque sólo sirve para ser quemado (Jn. 15:6).

Pensamiento

La persona que es sabia a sus propios ojos rara vez lo es a los ojos de los demás” (León Morris).

Martes 14 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Someterse sin tristeza

Romanos 13:1-7

Desde el huerto de Edén donde el hombre intenta independizarse de Dios hay en nosotros una rebeldía innegable a hacer lo bueno y a someternos, no sólo a Dios, sino a cualquier tipo de autoridad o mandato; obedecer no sale natural, para qué vamos a negarlo. Hoy toca un tema espinoso y más entre los españoles a los que Miguel de Unamuno denominaba cainitas. No nos caracterizamos por la lealtad y valorar a nuestros gobernantes. Nos va más el independentismo a cañonazos en general, aunque culpemos a los que lo manifiestan públicamente y nos volvamos patriotas de repente. En cualquier caso, los cristianos romanos, tampoco parecían llevarlo bien.

Exposición

Un mandato. “Sométase” o “Colóquese debajo de” (1), no resulta un término agradable, y cada vez que sale a relucir en las Escrituras en relación a gobernantes, pastores, esposas, esclavos, jóvenes e iglesia, suele levantar ampollas. “Toda alma” o “toda persona” está incluida para desilusión de muchos. Lo más trágico es que los jueces y gobernantes han sido establecidos por Dios, ¿Le hacemos el principal culpable?

Sin temor. Sentarse en el banquillo de los acusados a la hora de la verdad, causa temor a cualquiera (4), pero no hace falta llegar a eso por causa de desobediencia civil siempre, porque sólo en determinados casos está justificado, cuando los hombres no se someten a la Palabra de Dios (Hch. 5:29). Mientras tanto, damos a Dios lo que le pertenece y a los Estados, lo suyo (Mr. 12:17), denunciando el pecado como hizo Juan el Bautista cuando Herodes se acostaba con la mujer de su hermano.

Aplicación

Lo curioso del caso, es que después de tanto criticar a las autoridades, es la generación que utiliza más a los abogados que nunca para “convencer a los jueces” de nuestras razones, ¿No es una incongruencia? Usamos la ley cuando nos interesa, y cuando no nos convence, es papel higiénico. No perdamos la perspectiva, somos peregrinos si realmente anhelamos cielos y tierra nueva en los cuales more realmente la justicia. Mientras tanto, ¿qué sería de esta humanidad si no hubiese orden en todas las esferas sociales? Nuestros gobernantes lo harían mejor si les ayudásemos (1 Tim. 2:1-4).

Reflexión

Si fuesen destruidos los fundamentos, ¿Qué ha de hacer el justo?” (Sal. 11:3).

Miércoles 15 DE SEPTIEMBRE DE 2021

La ciénaga egipcia

Éxodo 1:1-22

Los hijos de Israel entraron en Egipto con Jacob como pastores para ser esclavizados unos cuatrocientos años. Sin embargo, Dios era su Buen Pastor, y aunque no fueran conscientes, estaba preparando una tierra prometida de buenos pastos donde fluía la leche y la miel (3:8, 17). Dios es fiel.

Exposición

La multiplicación. Los descendientes de Jacob proliferaban incesantemente. Parece que las mujeres hebreas tenían alumbramientos múltiples o muy continuados, no paraban de crecer y esto era por la bendición de Dios. Todo parecía marchar bien hasta que se levantó un Rey que no se sentía obligado a respetar a la descendencia de José. Los extranjeros judíos se convierten en un símbolo de amenaza (10). Los israelitas se familiarizarán con el lodo negro del Nilo que ya no será una fuente de inspiración y belleza, sino una amarga ciénaga para confeccionar ladrillos o adobe (13).

Medios de gracia. Dios seguía bendiciendo a su pueblo con más descendencia y esto es siempre motivo de alegría, a pesar de la dureza de las condiciones sociales (Sal. 127:3-5), al rey de Egipto le sobraban niños, pero a Dios no. La nueva estrategia era eliminar a los varones y esta decisión se volverá contra ellos en juicio tras la matanza de los primogénitos (Ex. 12:29). Las parteras eran instrumentos de parte de Dios como medio de gracia. Estas expresaron que las hebreas no eran tan finas y delicadas como las egipcias, y el rey de Egipto, lo creía también. Esta astucia verbal y ponerse del lado del pueblo de Dios, hizo que fuesen bendecidas (20). Por lo tanto, los egipcios debían ayudar arrojando a varones hebreos recién nacidos al río (22).

Aplicación

Nuestra sociedad en muchos casos también considera a los que tienen menos derechos como una amenaza para su bienestar en muchas ocasiones. Si el mercado laboral ofrece pocas oportunidades o si los hijos requieren sacrificios, la opresión o el aborto son la solución que se esgrime. Esta falta de misericordia, sí que embrutece y desactiva las conciencias hasta dar lugar a una mentalidad tenebrosa, propia de una ciénaga espiritual.

Oración

Señor, toca el corazón de esta generación porque vivimos tiempos donde aquellos a los que amas son impedidos para gozar de tu creación y conocerte, y perdónanos por ser tan insensibles en tantas ocasiones”

Jueves 16 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El arca de Moisés

Éxodo 2:1-25

Arquilla o “tebath”, es un término usado en 2:3 y en Gn. 6:14 para el arca de Noé, la canasta era una miniatura del arca anterior y ambas medios de gracia de parte de Dios. El carrizal se puede entender como “mar de cañas” o “mar de papiros”. Una bella historia marítima está por ocurrir conforme a la providencia de Dios.

Exposición

Un faraón burlado. El rey de Egipto toma la decisión más cruel para dominar a los israelitas y esto será usado por Dios para que la familia real cuide del futuro líder del pueblo de Israel, y no son ironías del destino, o coincidencias, es la soberanía de Dios. Moisés es un bebé levita y algún día cumplirá funciones de sacerdote y profeta. Era un bebé hermosote, y no había egipcia que lo resistiese por muy hebreo que fuese. Es posible que la crianza de este bebé propiciara que se anulase el decreto real contra los varones hebreos porque ¿qué sentido tendría después que el rey prohibiese lo que permitía en su casa?

Un líder rechazado. Los años pasan y Moisés es un hombre que ha recibido la mejor educación de la época y que además tiene un vigor excepcional. Ante la injusticia de ver a un hebreo sufrir al que considera uno de sus hermanos con muy poco esfuerzo mata a su opresor. Pero sus paisanos le consideran egipcio, ahora es rechazado por ambos pueblos, está solo y tiene que huir a la tierra de los madianitas, descendientes de una de las mujeres de Abraham, Cetura (Gn. 25:1-2).

Aplicación

Dios nunca se evade. Por más extrañas que puedan parecer las circunstancias, Él no está ajeno. Dios puede obrar de la forma más extraña para nosotros con el fin de que reconozcamos que sólo por su gracia y misericordia vivimos cada día. Nuestro deseo diario debería ser adorarle porque a pesar de nuestra ignorancia su voluntad es buena, agradable y perfecta (Ro. 12:1-2).

Reflexión

El Nilo era adorado como un dios y una princesa debió pensar que recibía un regalo divino. Sin embargo, nosotros tenemos la seguridad de haber recibido un don inefable desde las aguas de la muerte, Cristo, quien murió y resucitó con poder para liberar a su pueblo de la esclavitud del pecado (2 Co. 9:14-15).

Viernes 17 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El lugar santo

Éxodo 3:1-12

Horeb significa “sequedad” o “lugar desolado” (1), pero se convertirá en un lugar santo (5). Es un área montañosa donde destaca el monte Sinaí, en las faldas de las montañas hay lugares fértiles a causa de manantiales, cañadas en las que los pastores pueden abrevar los sedientos rebaños.

Exposición

Un encuentro inesperado. Mientras Moisés apacienta las ovejas (1), Dios le llama a apacentar a su pueblo escogido, rebaño mucho menos manso y dócil. No era cuestión de escoger, sino de obedecer. Cuarenta años en un desierto que ahora le resulta familiar y por el que tendrá que encaminar a su pueblo, así entrena Dios a sus hijos, sin necesidad de comodidades porque con su gracia es suficiente. Dios le colocado al lado de un sacerdote, su suegro Jetro o “excelencia”, también llamado Reuel o “amigo de Dios”, lo cual también le había servido para conocer más a Dios. Cuando Cristo se presenta en medio de la zarza siendo una teofanía, no duda en decir: “¿Qué hay?” según la LXX o en hebreo, un sonido entrecortado similar a “¡Aquí yo!”.

Una presentación santa. Moisés debe descalzarse en señal de humildad, el miedo le sobrecoge porque sabe que está delante de Dios (6), quien tiene una misión para él, enviarle para sacar a su pueblo de Egipto (10). Moisés ya no tiene la misma confianza que en su juventud, ahora necesita apoyarse en alguien, por eso para Dios es el momento ideal, un hombre que dependerá de su gracia porque Dios no se quedará en Horeb, también subirá con él a Egipto (12).

Aplicación

Nunca sabemos cuándo puede hablarnos Dios y de qué forma, si pidiéndonos que nos descalcemos y le obedezcamos o sólo dándonos compañía con un silbo apacible y delicado como le ocurrió a Elías también en Horeb (1 R. 19:12). Dios espera que a su llamado respondamos con determinación y obediencia aunque la tarea no sea la ideal según nuestros parámetros. Mientras tanto, Dios nos ha formado y preparado para la misión quizá sin percibirlo, lo demás, depende de él porque está con nosotros cada día (Mt. 28:20).

Reflexión

Os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de muchos millares de ángeles, a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos… a Jesús el Mediador del nuevo pacto” (He. 12:22-24).

Sábado 18 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Quién es Dios

Éxodo 3:13-22

A diferencia de otros siervos de Dios, Moisés quería renunciar a su misión. Llama la atención que Dios tenga que insistir, pero Moisés deberá asumir que Dios es el que manda y no es posible esconderse. Dios lo tiene todo preparado, sólo quiere que caminemos por la senda que ha trazado (Ef. 2:10).

Exposición

¿Quién es el que respalda? Moisés estaba preocupado al mirarse a sí mismo: ¿Quién soy yo? (11), pero la cuestión era otra: ¿Quién es Él? Moisés se sentía impotente, incapaz de aceptar la responsabilidad que Dios quiere encomendarle, es un fugitivo al que su pueblo rechazó al igual que los egipcios. Sin embargo, entiende que sólo puede descargar su responsabilidad expresando que la idea no ha sido suya (13). La siguiente duda es ¿Cómo te anuncio? La respuesta no aclara quizá lo que Moisés esperaba, un término más concreto para clasificar a Dios, algo muy propio de los hombres, pero Dios es inclasificable y no es manipulable, simplemente, es Dios (14).

El plan de trabajo. Dios no necesita entrar en debates aunque Moisés anda con la autoestima baja. Así que comienza a dar las instrucciones porque Él lo tiene todo planificado. Reunirá a los ancianos, líderes del pueblo (16), quienes deben saber que el Dios de sus padres ha decidido no esperar más y revelarse a ellos para sacarles de Egipto. No será fácil, pero también entra en lo previsto (19), lo importante es que finalmente hallarán gracia incluso entre los egipcios (21), no les faltará de nada, despojarán a Egipto y partirán (22).

Aplicación

¡Lo que nos cuesta obedecer! Y luego nos quejamos de nuestros hijos… Cabe preguntarse la razón por la que se levantan generaciones que no conocen al Señor y la respuesta no estará muy lejos, habrá que preguntar a los padres quién es Dios para ellos. ¿Realmente le conocemos? Con todo, tiene un plan para nosotros porque todo depende de él, eso nos salva de muchos descalabros, gracias al Señor por su misericordia.

Reflexión

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Fil. 1:6).

Domingo 19 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Un líder indispuesto

Éxodo 4:1-17

Si continuásemos la lectura sin leer este capítulo y luego alguien nos dijera que habla de Moisés no le creeríamos. ¿Dónde está el gran líder siempre dispuesto que ama a su pueblo? Indudablemente lo más grande estaba por hacer comenzando por este siervo quien evidentemente no fue un gran líder por su capacidad, sino porque Dios le moldeó, capacitó y estuvo con él de principio a fin.

Exposición

No me creerán ni oirán mi voz. Moisés escuchaba con atención, pero en su interior se resistía y a poco que le dejaron, protestó. Del miedo, pasó a la falta de confianza porque no se veía con energías para convencer a nadie. Dios necesitaba poco para arreglar el problema, Moisés se apoyaba en una vara, y con eso era suficiente. Si en su lugar, hubiese tenido un ladrillo, también hubiese valido porque Dios tiene el poder para transformarlo todo como creador y sustentador del universo. Tres señales sin casi moverse y difícilmente alguien negaría que Dios estaba con él y le había enviado. En el desierto había muchas serpientes pero la de Dios le asustó considerablemente al igual que ver su morena mano calentada por el sol más blanca que la nieve.

¡Ay, Señor! (10, 13). Pero el que no estaba convencido era Moisés. Inaudito. Cuidar de ovejas tantas horas no le ayudó para ser un gran orador, pero de ahí a olvidar la avanzada cultura en la que se había formado y no saber hablar… Porque problemas físicos, no había. Dios se enciende, sobre todo cuando Moisés cambia el plan y le pide que busque a otro (13), tanta queja, ofende (14). Pero tendrá que salir sí o sí, Aarón será su compañero y se ayudaran mutuamente. No hay escapatoria, ¡a trabajar!

Aplicación.

Moisés no era consciente de lo que Dios iba a hacer porque se quedaría mudo más adelante, sobrecogido al contemplar el poder de Dios. Estas señales eran sólo un aperitivo. Así somos, incrédulos, duros de cerviz, olvidadizos. Dios tiene paciencia, da recursos, multiplica su gracia, y para nosotros a veces todo parece insuficiente. Las quejas, las excusas, y ¿cuántos sirven al Señor con gratitud y disposición de corazón? ¿Estás listo para trabajar?

Oración

Señor perdóname por aquellos momentos en los que he dudado de ti. Tómame de la mano y abre el camino porque tuyo es el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén”

Lunes 20 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Un viaje accidentado

Éxodo 4:18-31

Moisés se presenta ante su suegro, patriarca de la tribu (18), si tiene que salir con su hija, espera su beneplácito, ¿sería una oportunidad para que se opusiese y excusarse nuevamente ante Dios? La cosa no pinta bien, porque su suegro lo entiende perfectamente, y le despide en paz como sacerdote. Jetro en varias ocasiones demuestra su discernimiento y no le importa “perder” a parte de su familia si Dios lo reclama, ¿y nosotros?

Exposición

Los obstáculos serán grandes y caerán. Israel es el primogénito de Dios, le pertenece en exclusividad, y nadie lo puede tocar ni disponer de él. Si Faraón se interpone, Dios le endurecerá y romperá como una piedra que es molida y además, perderá a sus primogénitos al igual que todas las familias de Egipto. La cosa es seria, Dios es soberano e invencible. Dios conoce el futuro y sabe cuál será la respuesta de faraón, se opondrá hasta el final aunque a veces parezca que da un paso atrás.

Una oposición inusual. La familia de Moisés comienza su viaje y desde el principio todo se complica. En primer lugar, es Dios mismo el que les disciplina y parece que Moisés cae gravemente enfermo (24). No sabemos si el Ángel de Dios se apareció para herirle o simplemente en la posada cayó postrado, pero sí sabían la causa, debían circuncidar a su hijo en obediencia, señal del pacto entre Dios y su pueblo (Gn. 17:14). Moisés no puede demandar obediencia al pueblo sin ser el primer ejemplo. Más tarde, los hijos de Israel creyeron al ver las señales (31), pero éstas no cambiarán su corazón como se declarará en el desierto.

Aplicación

Si queremos servir a Dios, hemos de guardar su Palabra sin omitir nada, por más riguroso que nos parezca. Hoy en día, en ocasiones nos adaptamos al entorno y pensamos que tal vez no es tan importante hacer concesiones al mundo, pero esa forma de pensar puede colocarnos frente a Dios quien no duda en disciplinar a sus hijos. Si estas verdades nos resultan incómodas, hemos de pedir a Dios que examine nuestro corazón porque algo rechina.

Reflexión

Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? (He. 12:9).

Martes 21 DE SEPTIEMBRE DE 2021

¿Quién es Yahvéh?

Éxodo 5:1-21

La pregunta ¿Quién es Yahvéh? (2) Es clave para entender este libro. Los incrédulos no conocen a Dios y ante la presión sacan a relucir su rebeldía de forma desafiante (Sal. 2:2-3). El verbo “conocer” nos habla de intimidad con Dios y Faraón no la tiene, creyéndose la máxima autoridad en todo, la ignorancia y soberbia le arrastrarán al desastre.

Exposición

El contragolpe del faraón. La petición de Moisés de dar una tregua al pueblo para presentarse ante su Dios era un conflicto de intereses religiosos y sociales. Egipto tenía que aceptar otra divinidad y además, respetar su culto abandonando el trabajo tan sólo unos días, pero ¿qué pedirían después? Faraón responde sin querer negociar ni ceder en nada, levanta su mano contra el pueblo endureciendo las ya lamentables condiciones, que tenían sin mostrar un poco de misericordia. No reconoce a Dios, e Israel sufrirá por su atrevimiento exigiéndoles más, ahora no facilitarán a los obreros la paja para confeccionar los ladrillos que eran terrones de lodo que se mojaban y mezclaban con arena y paja para secar al sol en moldes durante unos ocho días.

Perplejidad y fracaso. Israel se siente acorralado y encuentran pronto a los culpables: Aarón y Moisés, éste último vuelve a sufrir el rechazo de su pueblo como ocurrió antes de salir de Egipto en su juventud. El pueblo les acusa de haberles hecho “abominables delante de Faraón” (21). Los sentimientos de Moisés eran encontrados, había obedecido aunque sólo puso reparos y ahora ¿quién tenía razón? Como en tantas ocasiones, servir a Dios supone que las cosas empeoran al máximo, la fe de sus siervos es probada porque Dios lo quiso así, aunque ya les había avisado de las complicaciones porque Faraón no dejaría ir al pueblo (4:21).

Aplicación

Servimos al Señor y en muchas ocasiones todo se tuerce. En ese momento, sólo hay dos opciones, quejarse al no entender nada o ponerse nuevamente de rodillas ante Dios y someternos a Él. Nuestra fe se queda desnuda y Dios nos mira agachados, empapados en lágrimas. Dios escucha nuestras oraciones y palabras, tarde o temprano la respuesta llegará, pero hemos de tener claro que en ningún momento dejará de estar a nuestro lado.

Oración

Señor, dame paciencia y humildad para descansar en ti. Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, Oh Dios” (Sal. 51:17)

Miércoles 22 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Dios revela su identidad

Éxodo 5:22 – 6:13

Moisés habla sin miramientos, Dios le ha dejado vendido, o eso piensa él. Todavía no le conoce suficientemente, el camino está comenzando y su Señor tiene mucha paciencia con él. Le dice a Dios que no ha cumplido con su palabra, ¿qué sentido tiene todo lo que han hecho hasta aquí? (22-23). Sin embargo, Dios conoce a Moisés y no le recrimina sus palabras.

Exposición

Ahora verás lo que yo haré” (1). De algún modo, Dios está esperando este momento, Faraón en el ring como un duro y endurecido contrincante, Israel sintiéndose débil, y Moisés creyéndose totalmente fracasado. “Ahora”, es el momento de Dios, el cumplimiento del tiempo según su cronómetro, es decir, un misterio para nosotros (Cp. Gá. 4:4). En primer lugar Dios dice: “Yo soy Yahvéh” (2) y eso lo cambia todo. Pero estas palabras que antes escuchó Moisés (3:15) cobran un sentido nuevo porque resuenan en medio de la angustia. Dios recuerda el pasado, su compromiso con los padres de Israel, éstos, a diferencia de Faraón, sí le conocían íntimamente (3) y había un pacto inquebrantable (4). El gemido del pueblo hizo que Dios descendiese para tomar de la mano a su pueblo, así es su corazón (5). “Yo soy Yahvéh” les sacará del fango (6).

Anuncio del plan de Dios. Dios explica lo que va a hacer: librarles de cargas y esclavitud redimiéndoles (6), tomarles y ser su Dios (7), y por último, darles una nueva tierra firmando con su nombre como garantía (8). No se trataba de un programa electoral donde es difícil encontrar promesas cumplidas, aquí habla Dios y nunca incumple sus promesas. Como ocurrirá con Booz en el futuro, Dios será el Redentor, go´el o pariente cercano, que le comprará cueste lo que cueste.

Aplicación

Dios tiene nombre, nadie debe dudar de su existencia. Su dominio es sobre cielos y tierra y cuando Él redime, nadie puede arrebatarle lo que es suyo (Jn. 10:28). Cristo nos redimió pago con su sangre para darnos libertad. Sin embargo, las circunstancias pueden ser totalmente adversas, y allí es cuando se muestra la gloria de Dios en todo su fulgor. Así es Dios, nadie lo detiene.

Reflexión

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro… ninguna cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Ro. 8:37-39)

Jueves 23 DE SEPTIEMBRE DE 2021

Una genealogía escogida

Éxodo 6:14-27

El texto de hoy nos muestra el deseo por parte de Dios de que todo quede registrado de una forma sencilla pero elocuente para las siguientes generaciones, por medio de tablas genealógicas con nombres claves en los propósitos de Dios.

Exposición

La dinastía sacerdotal. En los primeros versículos se destacan los linajes de Rubén, Simeón y Leví, sin incluir a todas las generaciones nacidas en Egipto. La descendencia de Aarón es vital como sacerdotes en Israel, aunque el pueblo no conoce todavía los propósitos de Dios quien está planificando todo para el futuro. Queda certificado que Moisés y Aarón son descendientes de Jacob en la línea de las promesas y son importantes pensando en la adoración que el pueblo desarrollará. Por otro lado, al nombrarse a los tres mayores nacidos a Lea, conectamos a Moisés y Aarón con los que entraron en Egipto, un principio y una final con la salida y no es necesario describir a las doce tribus de Israel.

Sombras genealógicas. Es interesante que se mencionan nombres que servirán de escarmiento al pueblo como Nadab y Abiú por desobedecer a Dios (23) y a continuación el rebelde Coré (24), lo que manifiesta intencionalidad en el relato. Si bien, en la misericordia de Dios, los coreítas serán reconocidos por sus salmos en el salterio.

Aplicación

En todas las familias hay luces y sombras. Algunos de los personajes que hoy aparecen en las listas serán protagonistas que estimularán al pueblo y servirán de ejemplo y otros que intentarán tirar por tierra todo el plan de Dios, enmendándole la plana restando autoridad a su Palabra, o menospreciando a sus líderes en abierta confrontación. No parece que con el paso del tiempo la historia de la humanidad incluyendo la vida de las iglesias locales haya cambiado mucho e indudablemente, si el testimonio de Dios ha llegado hasta nosotros ha sido porque él lo ha hecho posible por medio de su Palabra y Espíritu cuidando de su Iglesia, todo ha sido por gracia, no por méritos humanos.

Reflexión

¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Pero Él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes” (Stg. 4:1, 7)

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies