Junio

Martes 01 DE JUNIO DE 2021

La entrada del Señor

Juan 12:12-19

Durante la fiesta de la Pascua se calcula que había un millón de personas en Jerusalén, la popularidad de Jesús había crecido y muchos quedaron impactados por el gran milagro de Lázaro; personas que sólo buscaban señales como tantos otros hoy en día, y que poco después pedirían que fuese crucificado.

Exposición

El recibimiento. En el A.T. las ramas de las palmeras datileras se usaban más bien en la fiesta de los tabernáculos, no tanto en la Pascua (Lv. 23:40), pero durante el tiempo de Simón Macabeo se emplearon como símbolo de victoria. Algunos pensaran que la historia puede repetirse y que Jesús es el Rey conquistador que les librará milagrosamente de la opresión romana: ¡Hosanna! expresión que puede traducirse como “oro por ayuda o por salvación”. La muchedumbre bendice a Jesús reconociéndole como Rey de Israel, o Hijo de David (Mt. 21:9, 15), aquel que viene “en el nombre del Señor”. Estas expresiones mesiánicas encelaron más a las autoridades judías que exageran diciendo: “Mirad, el mundo se va tras Él”. La envidia no cesa.

La humildad. Jesús aceptó las palabras de la multitud, estas expresiones de alabanza estaban en el grupo de salmos conocido como el Hallel (113-118) que el coro del templo cantaba por las mañanas en las fiestas judías esperando al Mesías. Sin embargo, es Jesús mismo quien escoge la apariencia del séquito real: ¡unos discípulos alucinados y un asnillo! ¿Hemos visto a algún rey escoger un vehículo así en alguna triunfante celebración? Algún día Jesús regresará en gloria montado sobre un caballo como Rey de reyes y Señor de señores (Ap. 19:11-16). Las profecías se cumplen en su totalidad.

Aplicación

La iglesia primitiva comenzó a llamar a Jesús “Señor”, y nosotros lo hacemos al orar; es una palabra que utilizamos casi de forma involuntaria, pero afirmar esto es algo muy grande, el nombre del Señor es bendito y nos sometemos a su voluntad si hay sinceridad en nuestros corazones. Por tal motivo, ¿esperamos gozosos su venida para expresar cara a cara la gloria debida a su nombre?

Reflexión

Y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre”(Fil. 2:10-11)

Miércoles 02 DE JUNIO DE 2021

Fruto abundante

Juan 12:20-26

El deseo de unos griegos para conocer a Jesús, algo tan normal para nosotros hoy, sacará a relucir los prejuicios y temores entre razas y naciones, tal y como muestra este pasaje; la situación resulta un tanto embarazosa, y la respuesta de Jesús sorprenderá aún más a sus discípulos.

Exposición

Una sencilla petición. Un grupo de griegos buscan afanosamente a Jesús para entrevistarse con Él, pero no lo hacen directamente, no sabemos si por temor a causa de su nacionalidad, por respeto, o por estar en el patio restringido de los gentiles si es que Jesús se encontraba más adentro en el templo. Juan nos dice que acuden a Felipe, quien tiene nombre griego y añade el importante matiz sobre su origen, Betsaida de Galilea, cercana a la gentil Decápolis, de donde tal vez venían. La petición es intensa porque “le rogaron” con delicadeza: “Señor, quisiéramos ver a Jesús”. Los griegos serían prosélitos que cumplían con la obligación de celebrar una de las tres grandes fiestas (Hch. 8:27).

La respuesta. Felipe no se atreve a interceder directamente ante Jesús, quien había declarado ser enviado a las ovejas perdidas de la casa de Israel (Mt. 15:24), y busca ayuda en Andrés. Lo más chocante es que Jesús no contesta a la petición y habla del grano que muere para llevar mucho fruto, esperando esto mismo de sus discípulos, renunciar a su vida terrenal para vida eterna.

Aplicación

Mediante su sacrificio, Cristo quitaría no sólo el muro de separación que existía entre judíos y gentiles. Los gentiles sólo podían entrar en el primer atrio del templo bajo pena de muerte, alguna inscripción decía: “quienquiera que sea sorprendido haciéndolo responderá con su propia vida”. Lo milagroso es que Dios ha formado un solo pueblo de ambos (Ef. 2:14), al entregar su vida en nuestro lugar y resucitar de entre los muertos como primicias de los que durmieron (1 Co. 15:20). Nuestro privilegio no es crear la unidad, porque eso ya lo ha realizado Dios, sino guardarla y cuidarla en el vínculo de la paz (Ef. 4:3).

Pensamiento

Las barreras para que el evangelio alcance a otros han sido derribadas por Dios, pero en ocasiones los hombres nos empeñamos en volver a levantarlas. Dios nos permite entrar con libertad en el lugar santísimo, y ningún pueblo ni autoridad puede cambiar esto (He. 10:19-25)

Jueves 03 DE JUNIO DE 2021

Principio de angustia

Juan 12:27-36

La hora ha llegado y Cristo es muy consciente de ello al hablar de la turbación de su alma (27). Estamos pisando un terreno santo, y con reverencia cabe preguntarse si en estos momentos asistimos a una crisis de ansiedad, lo cierto es que el Padre intervino para respaldar al Hijo una vez más.

Exposición

Un momento delicado. El alma de Cristo está “turbada”, el verbo “tarasso” es una expresión fuerte que quiere decir “agitada o revuelta”. La lucha es muy intensa y ha comenzado a alcanzar sus cotas elevadas, la respuesta no puede ser clamar al Padre para ser salvado de esta hora, Cristo había venido para esto (27). La vida de Cristo glorifica el nombre del Padre, su “nombre” reúne todo lo que Dios es en esencia, el conjunto de sus atributos, su amor y justicia se manifiestan en alto grado. El Padre exclama desde el cielo cómo ha glorificado a su Hijo al enviarlo, y cómo lo repetirá cuando muera y resucite de entre los muertos (28, cp. Is. 52:13). Esta voz se escuchó anteriormente en su bautismo (Mr. 1:11) y en el monte de la transfiguración (Mr. 9:7).

Una multitud desconcertada. El mundo representa un sistema de valores avalados por su Príncipe, Satanás (31), quienes tienen una sentencia de muerte firmada para dar paso al Reino de Dios, con unos valores completamente diferentes donde gobierna el Mesías-Rey. La multitud ha oído algo, pero no entiende nada a causa de su deplorable estado espiritual, por este motivo tampoco discernían las parábolas (Mt. 13:11). Entender la voz de Dios y las demandas del Reino de los Cielos es un privilegio reservado a los que han ciudadanos del cielo.

Aplicación

En estos momentos no había una red eléctrica con un alumbrado como la que disfrutamos hoy en ciudades y aldeas, pero en aquella época lo que no se hiciera a la luz del día, difícilmente podía llevarse a cabo. La oportunidad para “andar” (35) y “creer” (36) en la luz se apagaba, y esto sólo permite estrellarse. Las densas tinieblas se cernían, porque las oportunidades de aceptar a Cristo no duran para siempre, ¡horrible oscuridad!

Pensamiento

El asunto no es que Dios no hable, sino que los pecadores caídos son sordos. Esta realidad es el resultado de la caída en el pecado y del juicio soberano. Por eso, viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden” (Mt. 13:13). John MacArthur.

Viernes 04 DE JUNIO DE 2021

No creían en Él

Juan 12:37-43

Jesús realizó tal cantidad de milagros que nadie podía negar la evidencia, pero la respuesta del pueblo judío fue clara: “no creían en Él” (37); el verbo es tiempo perfecto, por lo que entendemos que se trata de una incredulidad continua, tema que se repite en el evangelio. La Palabra del Señor dada al profeta Isaías, ha tenido un segundo cumplimiento en estos tiempos (Is. 53:1).

Exposición

¿Quién ha creído? La situación espiritual de Israel en este contexto histórico es exacta a la de los tiempos de Isaías, su corazón estaba totalmente alejado de Dios aunque no paraban de realizar vanas ofrendas, algo que el alma de Dios aborrecía, estaba cansado de soportarlas, por lo que escondió de ellos sus ojos (Is. 1:13-15). El pueblo escogió el mal libremente, y Dios juzgó cegando sus ojos y endureciendo su corazón para que no vieran y entendieran (40). Esto mismo ocurrió con el faraón antes de que Israel saliera de Egipto, por diez veces se dice en el libro de Éxodo que endureció su corazón y por tal motivo también se dice en otras tantas ocasiones que Dios mismo confirmó su decisión endureciendo su corazón.

Algunas excepciones. Juan advierte que muchos gobernantes sí creyeron en Cristo (42), sin embargo, el miedo a ser rechazados y expulsados de la sinagoga y quedar señalados socialmente como apestados hizo que callaran. Jesús había dicho: “¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene de Dios?” (Jn. 5:44). Los líderes del pueblo amaron y ganaron el mundo, pero perdieron su alma (Mt. 16:26). Sin embargo, algunos como Nicodemo y José de Arimatea se identificaron con Cristo pidiendo su cuerpo para su sepultura (Jn. 19:38-40).

Aplicación

Hay personas que explican cómo sintieron el llamamiento del Señor, pero no se entregaron a Él, y nunca más se encendió ese fuego en su corazón. Dios da oportunidades para creer en Él y ser salvos, pero rechazarle es quedar a expensas del juicio. El apóstol Pablo explica que Dios manda que los hombres se arrepientan (Hch. 17:30-31), no ruega como tantas veces algunos predicadores dicen en tono lastimero. Creer en Él es un acto de obediencia y voluntad sometiéndose al Soberano Señor (Hch. 4:24).

Reflexión

El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios” (Jn. 8:47)

Sábado 05 DE JUNIO DE 2021

Oír o rechazar

Juan 12:44-50

Como vimos en la segunda parte de 12:36, Jesús se había retirado, por lo tanto esta sección ha sido incluida por Juan como resumen del mensaje de Cristo. A partir de este momento, tendrá unos momentos íntimos con sus discípulos antes de morir en la cruz.

Exposición

Creer en Él. Jesús dejó claro que creer en Él es creer en el Padre (44), más tarde lo dirá de otra manera: “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (14:9). El Hijo revela al Padre, es la última revelación de Dios al hombre. Dios, habiendo hablado antes por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado en Hijo (He. 1:1-2). Cristo está en el Padre, y junto al Espíritu Santo, moran en nosotros (Jn. 14:17, 23). Por tanto, el que ve al Hijo, ve al Padre y tiene comunión con ambos (45), sin permanecer en tinieblas (46). Nuevamente, se destaca el concepto de luz y tinieblas. Dios vino a alumbrar nuestra mente y corazón llamándonos de las tinieblas a su luz admirable (1 P. 2:9).

Rechazarle a Él. El contraste es un profundo rechazo a la voz de Dios hablada por medio de su Hijo. Al hombre sólo le corresponde escuchar, no juzgar la forma de hablar u obrar de Dios. Sólo nos toca decidir si aceptamos o rechazamos la palabra y obra del Dios Soberano, quien vino por primera vez para salvar al mundo (47), mientras que en su segunda venida, será el Juez en base a su palabra (48). Todo está muy claro, Cristo ha sido fiel al declarar la palabra mandada por el Padre (49), y nosotros tenemos la responsabilidad de seguir en un estado de condenación, o recibir el mandamiento que es vida eterna (50).

Aplicación

Cuando predicamos el evangelio tenemos un gran privilegio y responsabilidad como embajadores de Cristo, pero también por lo que implica el contenido que transmitimos. La persona que oye la Palabra de Dios no puede tratarla como una información más, el mensaje de Cristo obliga a tomar una decisión muy solemne, rechazar al Hijo, y por tanto al Padre que le envío para vida eterna, o permanecer en condenación para siempre. A poco que nos pongamos en el lugar de un incrédulo, si hay rechazo, sólo queda una horrenda expectación de juicio (He. 10:27).

Reflexión

Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos” (He. 12:25)

Domingo 06 DE JUNIO DE 2021

No hay amor sin humildad

Juan 13:1-11

Jesús y sus discípulos celebraron la cena pascual, pero los judíos del norte (incluyendo Galilea) contaban los días de sol a sol en su salida, y los del sur de ocaso a ocaso, por tal motivo, los discípulos comieron el jueves, y los líderes el viernes por la noche celebrando el juicio a Jesús en la preparación de la Pascua (Jn. 19:14). Lo importante para nosotros es que había llegado la hora para pasar al Padre (1).

Exposición

Amor incondicional. Sólo con humildad anteponemos nuestros deseos ante los demás (Fil. 2:3-4), y Jesús, quien amó a los suyos “hasta el colmo” (1), va a darnos una gran lección. Este amor resalta aún más sabiendo que Jesús conocía las intenciones de Judas animado por el diablo (2). Los participantes a la cena estaban reclinados, los pies de cada uno tenían acumulado el polvo del camino y el “olorcillo” formaría parte de la escena. A falta de un siervo de la casa que como era costumbre, lavara los pies, nadie se rebajaba a semejante labor discutiendo quien sería el mayor (Lc. 22:24). De pronto, ante la atónita mirada de los discípulos, Jesús se encorva para lavarles los pies. Pedro, que tanto amaba al Señor, pero que no había mostrado este mismo interés sirviendo a sus amigos, no podía permitir esto “jamás” o “eternamente” (8). Pero el discípulo no tiene que cuestionar a su Maestro, sino obedecer.

Lavamiento espiritual. Los discípulos al igual que Jesús habrían sido bautizados, y ellos bautizaron a otros (Jn. 3:22), pero la explicación a este pasaje no está en el bautismo porque Judas habría sido bautizado, pero no estaba limpio. Jesús les habla de una regeneración o limpieza espiritual, de la que el bautismo es un símbolo externo. La limpieza de un nacido de nuevo no necesita repetirse (10), pero hay una santidad experimental en la que confesamos los pecados en nuestro caminar (1 Jn. 1:9).

Aplicación

Jesús sabía quién le iba a entregar (11), su capacidad para dar lecciones magistrales sabiendo cómo se estaba desarrollando un plan en su contra nos deja asombrados, ¡tenía tan claro para lo que había venido y su condición de siervo! La pregunta es si nosotros tenemos asumida nuestra condición de siervos y si nuestro amor al Señor y a nuestros semejantes se trasluce en nuestras acciones.

Pensamiento

Nunca el hombre parece tan grande como cuando confiesa su pequeñez” (Concepción Arenal)

Lunes 07 DE JUNIO DE 2021

Siguiendo su humilde ejemplo

Juan 13:12-20

¿Sabéis lo que os he hecho?” (12). La pedagogía de Jesús ha consistido en realizar un acto previo para luego explicarlo, sus alumnos deben aplicar el concepto con sentido común, es decir, realizando buenas obras al lavarse los pies los unos a los otros tal y como también se recoge en 1 Ti. 5:10.

Exposición

Enseñanza espiritual. Jesús no quiere introducir una ordenanza para la iglesia como es el bautismo o la cena del Señor, simplemente les da un ejemplo de servicio reconociendo que es Maestro (Rabí) y Señor (Kurios), nombre que la Septuaginta traduce por Yahveh. Sin embargo, los hombres, especialistas en confeccionar actos religiosos, celebran el lavamiento de pies como ocurre en el catolicismo romano el jueves de la semana santa, o de vez en cuando su papa hace lo mismo con todas las cámaras de televisión dándose codazos para grabarlo, nada más alejado de lo que pretendía el Señor. Recibir al que Cristo enviare es recibirle a Él (20), y en el juicio a las naciones los que practicaban esto lo realizaban con tal naturalidad y desprendimiento que no eran conscientes de ello (Mt. 25:37-40).

Una coz. Judas, alentado por Satanás (2), estaba levantando el calcañar contra Jesús (18), lo cual es como dar una coz . En Gn. 3:15, se anuncia cómo la simiente de la mujer herirá a la serpiente en la cabeza y ésta le herirá en el calcañar. Howard F. Vos comenta: “La simiente de la mujer señala de una forma especial a Cristo y su venida a la tierra (Gá. 4:4). Satanás heriría su calcañar, consiguiendo su crucifixión. Pero en aquella crucifixión, Él (Cristo) juzgaría a Satanás (Col. 2:14-15)”. Los discípulos están a punto de desanimarse con la entrega de su Maestro, pero después entenderán la deidad de Cristo ahora en su omnisciencia señalando a Judas, quien como Ahitofel traicionó al ungido de Dios y se ahorcó (2 S. 17:23).

Aplicación

Para servir a los demás no siempre necesitamos mucho, sin tecnología podemos acercarnos a visitar a un enfermo, a la cárcel, cubrir las necesidades de otros, y tantas otras cosas que no requieren de publicidad. Nosotros somos siervos y por tanto, lo normal es imitar al Señor siguiendo sus pisadas por amor (1 P. 2:21). En esto no hay ningún mérito, porque ¿hay algún siervo no tenga que servir? (Lc. 17:10)

Pensamiento

Quienes reciben o dan coces a los siervos del Señor, se lo hacen a Él (Hch. 9:4-5)

Martes 08 DE JUNIO DE 2021

Tiempos de angustia

Juan 13:21-30

Juan reitera de una forma muy intensa la angustia que veía en su Maestro; se utiliza nuevamente el verbo “tarasso” (21, cp. 12:27). El estado emocional de Cristo reflejaba una gran agitación, aunque no sabemos cuáles eran los síntomas físicos para tales observaciones, salvo alguna descripción como la sudoración que en Getsemaní era como grandes gotas de sangre (Lc. 22:44).

Exposición

Hierbas amargas. Al participar de la cena pascual, mojaban el pan sin levadura en una mezcla de hierbas amargas, vinagre, sal, dátiles machacados, higos y pasas. Sin embargo, la amargura de Jesús no se debía a las hierbas, sino a la raíz de amargura del corazón de Judas. Cristo no le expulsa de allí como a los cambistas en el templo, con tranquilidad y discreción mientras están reclinados en una mesa con forma de “U”, le ofrece un bocado. Judas, seguramente está a su izquierda, lugar de máximo honor junto al anfitrión. Juan, el discípulo amado, tiene una intimidad profunda con Jesús y se atreve a preguntar quién es el traidor; todos están turbados, pero sólo Cristo vive aquellos momentos en toda su plenitud.

Satanás, autorizado. Judas recibió una última oportunidad de arrepentirse al ver el gesto amoroso de Jesús, pero la rechazó y corrió para sacar beneficio monetario de Él. Judas amaba el dinero por encima de todas las cosas, y a causa de su firme voluntad, a partir de ese momento es entregado a Satanás (27, cp. 1 Co. 5:5; 1 Ti. 1:20). Hay decisiones que tienen una gran trascendencia, hasta el punto de no podamos dar marcha atrás recibiendo un juicio adelantado, Ananías y Safira lo vivieron en primera persona (Hch. 5:1-11).

Aplicación

Cuando nos llevamos decepciones con nuestros semejantes, hay muchas formas de reaccionar, la traición a Jesús implicaba llevarle a la muerte, pero no actuó de forma violenta faltando el respeto a Judas. Cuando hay divisiones de iglesia y el testimonio dado en una barriada deja mucho que desear, no hemos actuado en el Espíritu, la carnalidad ha brillado en una asquerosidad repugnante. El pecado es denso como las tinieblas de aquella noche (30), pero como creyentes tenemos una alternativa: “Si andamos en el espíritu, no satisfaremos los deseos de la carne” (Gá. 5:16).

Oración

Señor, perdónanos por aquellas veces en las que no dimos lugar al Espíritu en detrimento de la carne”

Miércoles 09 DE JUNIO DE 2021

El poder del amor

Juan 13:31-38

Jesús se quedaría solo, nadie podía acompañarle (33); su sacrificio es único, no sólo porque es irrepetible (He. 10:10, 12), sino porque sólo el Cordero de Dios podía hacer algo así. Pedro mostrará su arrojo: “Mi vida pondré por ti” (37). Evidentemente, Pedro no era consciente de que eso era imposible, al margen de su cobardía hasta que al fin de sus días entregase su vida por su Maestro y Señor.

Exposición

Hora de glorificación. La cruz implica humillación, pero Jesús la entiende como el momento de la glorificación, la culminación de su misión agradando al Padre. A partir de este momento los discípulos comenzarán a sentirse huérfanos, Jesús les anticipa la separación. Por tal motivo, Jesús les consolará enseñándoles a amarse los unos a los otros, que indica cómo se tendrán mutuamente, y más tarde les anunciará la presencia del Espíritu Santo, el Consolador, en sus vidas para siempre (14:16).

Hora de aprendizaje. Amar a Dios sobre todas las cosas es algo que cualquier seguidor de Jesús debe vivir, pero amarse los unos a los otros como Cristo lo hará al entregarse por el hombre, requiere abnegación y sacrificio de una forma práctica. El amor se puede expresar pidiendo perdón, perdonando y dándonos a nosotros mismos. Los discípulos no tenían excusa porque Jesús les ha enseñado con su ejemplo: “como yo os he amado” (34). En la cruz brilla el poder de ese amor cumpliendo con la justicia del Dios Santo. Pedro, no piensa en este momento en los demás, sólo en demostrar su amor por Jesús, su intención es buena, pero todo le viene muy grande. Pronto quedará en evidencia como nos ocurre a nosotros cuando alardeamos de nuestro amor.

Aplicación

Como decimos en ocasiones: “La fuerza se va por la boca”. Hay momentos en los que parecemos una botella gaseosa, basta con quitar el tapón para que la efervescencia desaparezca. Lo importante es amar a Dios y a nuestros semejantes sin prometer aquello que no podemos cumplir como tantos políticos que dan un pésimo ejemplo a la sociedad. Los valores del Reino de Dios se muestran en la gloria de la cruz de Cristo (Gá. 6:14).

Pensamiento

El gallo se pavonea desde primera hora de la mañana, y Pedro muy gallito, tuvo que descubrir la medida de su amor con el simple canto del gallo. Nosotros no somos muy diferentes si no enmudecemos reconociendo el inigualable amor de Dios.

Jueves 10 DE JUNIO DE 2021

Moradas celestiales

Juan 14:1-7

Poco a pocos los discípulos percibían que Jesús les dejaba, pero su conocimiento sobre el futuro era muy limitado, y más sabiendo que no podían acompañarle (13:33-36). Las palabras de hoy nos sirven de consuelo en infinidad de ocasiones, cada vez que un hermano en la fe nos deja, Jesús nos enseña el camino y el destino.

Exposición

La estancia celestial. “Vendré otra vez” (3), no sabemos cuándo, pero sí que Jesús está preparando las moradas de su Iglesia, y que todo estará listo cuando nos encontremos con Él. Se trata de una labor en la que Cristo se compromete personalmente. Hay muchas moradas, es decir, no hay problemas de espacio, y si Cristo es nuestro anfitrión no hay mayor garantía. Todavía la Iglesia no había recibido la gloriosa revelación sobre la Jerusalén celestial que encontramos en Apocalipsis donde hay una ceremonia especial, las bodas del Cordero, en la que estará preparada como esposa (Ap. 19:7), para vivir en la nueva Jerusalén que también se presenta como una esposa (Ap. 21:2), todo implica una intimidad completa con el esposo en santidad.

La forma de acceso. Ahora Jesús explica un nuevo YO SOY en este evangelio para vivir en sus moradas en plena comunión con Dios, sólo hay un Camino, Verdad y Vida: Jesucristo (6). Cristo, el Dios-hombre, es el único mediador con el Padre (6, cp. 1 Ti. 2:5), y quien pretenda sustituirle con imágenes o personas, es un estafador. Es interesante que a los cristianos se les conoció como “hombres y mujeres de este Camino” (Hch. 9:2). Por otro lado, “camino y verdad” y “camino y vida”, van de la mano en el A.T como vemos en los salmos 86:11, 119:30 y 16:11. Jesús es mediador o camino, en el que sólo hay verdad y no falsedad, y vida eterna.

Aplicación

Conocer a Cristo es conocer a Dios porque Él es Dios, quien tiene con nosotros un trato personal y exquisito en todo, si Él es tan delicado para prepararnos lugar porque nos ama tanto, el paso a su presencia nos adentra en plenitud de gozo. Los discípulos muestran su ignorancia y perplejidad, pero Dios ha venido para revelarse y dejarnos tranquilos: “No estéis agitados, fiaos de Dios y fiaos de mí. La casa de mi Padre tiene muchos aposentos” (NBE).

Pensamiento

La importancia de la fe en estos momentos es sustancial. Debían creer en el Dios de sus padres y en Jesucristo por el cual pueden acceder al Padre” (Pedro Puigvert)

Viernes 11 DE JUNIO DE 2021

¡Bendito el rey que viene!

Lucas 19: 28-40

El día judío era de puesta a puesta de sol, y según el calendario tradicional Jesús entra en Jerusalén un domingo, el lunes purifica el templo, el martes discute con los líderes judíos, el miércoles descansa, el jueves prepara la Pascua, el viernes es juzgado y crucificado, el sábado está en la presencia del Padre, y el domingo ¡resucita de entre los muertos!. Estos acontecimientos servirán para meditar durante varios días.

Exposición

Son días muy intensos en los que el plan de redención pensado y ejecutado por Dios, saldrá a la perfección, ajustándose completamente a lo anunciado por los profetas. Jesús sorprende a sus discípulos diciéndoles que vayan a buscar un pollino. El dueño de éste, al escuchar a las multitudes debió comprender que llegaba Jesús, y no pone reparos, si se trata de él. Sin embargo, el potrillo de asna tampoco, ya que aunque no había sido montado por hombre alguno, se somete mansamente a su Creador. El animal ha sido reservado por Dios para este momento profético (Zac. 9:9). Los presentes realizan una exclamación mesiánica similar a la de los pastores en el nacimiento (2:14). En griego, sería “Bendito el Basiléus (Rey), que viene en el nombre del Kúrios” (Señor). Ambos son personas divinas. La primera parte de las alabanzas, se contiene en el salmo 118:26 añadiendo la palabra “Rey”. Se improvisa una alfombra real de vestidos y ramas para la entrada más sublime que merece alabanzas sin fin. Paz y gloria en el cielo, para el que va a reconciliar con él también lo que está en la tierra, y por supuesto, es pecado no reconocerle de esta manera (40).

Aplicación

Ante la gloriosa persona del Señor no se puede enmudecer de forma permanente. Aunque hay momentos para la meditación en silencio, nuestros labios no pueden estar sellados permanentemente con excusas como la timidez. El mejor uso de nuestra mente es pensar en nuestro Rey, y el de nuestros labios, alabar al único digno de toda la gloria y alabanza (Ap. 5:9). Las alabanzas eran para aquel que viene, y esto mismo ocurrirá en el futuro. Honrémosle con todo honor sin esperar más, hasta que le veamos en su venida.

Reflexión: ¿Somos capaces de negarle algo al Señor? ¿Le retenemos algo más que un pollino? ¿Nos sometemos a nuestro Creador mansamente? Sus criaturas sí le obedecen, y eso mismo espera de sus hijos.

Sábado 12 DE JUNIO DE 2021

Si hubieras conocido...

Lucas 19: 41-48

La mirada de Jesús no es como la nuestra. La multitud permanece eufórica, pero el Rey sabe que sus emociones no guardan relación con una fe auténtica. Sus lágrimas saldrán a florecer porque llegaba a su casa, pero se había convertido en algo indeseable.

Exposición

Sus discípulos entran en la ciudad amada, ven esas maravillosas piedras del templo, pero Jesús ya ha manifestado que aún las piedras podrían reconocer lo que el pueblo judío es incapaz de ver (40). Ha entrado en el lugar en el que permitió que Salomón le edificara casa, aquella que fue reedificada por un pueblo que se volvió a Dios en tiempos de Esdras. Sin embargo, son incapaces de “conocer” (42), no disciernen que ha entrado el Señor del templo y del universo, quien trae un mensaje de paz y salvación. La dureza de su corazón ha cegado sus sentidos espirituales, y Jesús llora con profundo dolor con altas y tristes lamentaciones (klaiein). Pronto vendrá un juicio como en tiempos del cautiverio hasta que reconozcan al que traspasaron, ese día le tocará llorar a Israel (Zac. 12:10).

Jesús entra en su casa “el día siguiente” (Mr. 11:12). El atrio de los gentiles, el lugar donde podían evangelizar a todas las naciones, es el mejor sitio para que los escrupulosos judíos permitan facilitar las compras a los peregrinos cambiando sus monedas, y vendiéndoles los animales que aceptan encantados para el sacrificio. Los gentiles eran de segunda categoría menos a la hora de estafarles. Jesús con su autoridad les disciplina, y los rabiosos líderes religiosos no lo toleran, aunque no pueden matarle porque todos están embelesados escuchándole (48). ¿Quién evangeliza?

Aplicación

Cuando los sentimientos no son fruto de nuestras convicciones, todo queda en tragicomedia. Si nuestras lágrimas de domingo, no se corresponden el resto de la semana con una vida que da testimonio fiel de conocer y someternos al Rey de Reyes, nuestros semejantes nos lo reprocharán con risas a las primeras de cambio. Nuestra labor es evangelizar, predicar un evangelio de gracia, y desgraciadamente algunos que dicen ser evangélicos han caído en el error de los que vendían bulas en el pasado al pedir dinero por tierra, mar y aire. ¿Qué pensará Dios de los que intentan vender lo que no les pertenece?

Pensamiento: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Ef. 2:10).

Domingo 13 DE JUNIO DE 2021

Enseñar con autoridad

Lucas 20 : 1-8

Después de que Jesús purifique el templo y maldiga a la higuera denunciando los pecados de la nación el día anterior (Mr. 11:20), las autoridades judías parecen haber convocado un gabinete de crisis, y mandan una delegación de inquisidores para atraparle en alguna información que le condene.

Exposición

Jesús continua con su labor de anunciar el evangelio (1), algo que los líderes religiosos debían ocuparse en hacer. La muchedumbre está absorta escuchándole cuando de repente, algo interrumpe este momento. Los inquisidores llegan con su boato de togas, largas barbas y pretendida autoridad como delegación de un Tribunal Supremo formando parte del sanedrín. El miedo y la sorpresa estarían presentes en más de un oyente. Su petición es saber quién ha sido su rabino, es decir, sus credenciales o “muéstrenos su documentación”. Si Jesús se reafirma en que es el Mesías, lo considerarían blasfemia y le arrestarían rápidamente. Sin embargo, puede defenderse de la misma manera formulando otra pregunta sobre la autoridad del testimonio de Juan el Bautista, quien le ha presentado como Mesías. Rechazar esta afirmación, les enfrentaría al pueblo que reconoce la autoridad profética de Juan. Finalmente, dicen no saber la respuesta, mienten. Sin embargo, Jesús no miente diciendo también: “No sé”, sino, “yo tampoco os diré”, lo que les deja en evidencia. Jesús deja clara su autoridad como rabí.

Aplicación

Jesús no tiene necesidad del reconocimiento público de nadie porque el es Señor, esto había sido reconocido dos días antes en su entrada en Jerusalén. Es lastimoso que aquellos que deben regocijarse al escucharle y adorarle, estén ciegos mientras pretenden ser los guías espirituales del pueblo. En nuestro caso, deberíamos preguntarnos si estamos cumpliendo con nuestra misión de anunciar su persona (1 P. 2:9-10). Estar ocupados solo en otras cosas, puede implicar que si alguien nos dice que hay que evangelizar, éste nos resulte molesto. Nosotros sí sabemos quien es Jesús, su divinidad y su obra. Por tanto, no dejemos de anunciarle, porque la ociosidad puede ser muy peligrosa para nuestra salud espiritual.

Pensamiento: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios y la vida eterna” (1 Jn. 5:20).

Lunes 14 DE JUNIO DE 2021

La viña de Israel

Lucas 20 : 9-19

Los judíos escuchan que Jesús habla sobre un concepto que les es familiar: la viña de Israel (Sal. 80:8ss; Is. 5). Dios cumplió las promesas dadas a Abraham de tierra y parentela; cuidó con cariño de esa viña esperando el fruto deseado, pero solo dio uvas silvestres muy amargas. La afrenta mayor se cumple rechazando al Mesías, Señor y Cristo (Hch 2:36). Por todo esto, el juicio está al caer como una piedra que se viene encima.

Exposición

Jesús relata una parábola sobre una viña, la nación judía, un pueblo con un único Dios que les pedía obediencia a su ley. Sin embargo, los profetas, simbolizados por diferentes siervos, habían sido rechazados una y otra vez a causa de su mensaje hasta Juan el Bautista. Ahora el dueño manda a su hijo, lo cual podía interpretarse como la muerte del padre que no viene en persona, en tal caso, muerto el hijo cualquiera podía reclamar el derecho sobre la tierra. Jesús anuncia su propia muerte. El pueblo judío había campado a sus anchas sin tener en cuenta a Dios como si no estuviese, pero Dios vino en la persona del Hijo, y solo queda el juicio y traspasar los privilegios a otros, la iglesia en el tiempo de los gentiles. Jesús cita un salmo mesiánico empleado en su entrada en Jerusalén (Sal. 118:22). Él es la piedra clave, la Roca de Israel (Gn. 49; 24), que desmenuzará a sus enemigos según anunció el profeta Daniel (Dn. 2:34ss). Lo único que pudieron exclamar es un ¡Dios nos libre! Escasa respuesta para tanto pecado.

Aplicación

Aparentemente muchas voces habían sido calladas y menospreciadas como si las palabras se las llevase el viento. El fracaso parecía acompañar a tantos profetas verdaderos en la historia de Israel, sin embargo, el dictamen final de Dios es el único a tener en cuenta, y el autor de la carta a los Hebreos dice que de los tales, el mundo no era digno (He. 11:38). Por tal motivo, no dejemos de proclamar el evangelio aunque el mundo utilice tapones y parezca que trabajamos de balde. Nuestra labor es sembrar la preciosa semilla de la Palabra de Dios, y discipular a los recién convertidos, la madurez la dará Dios (Co. 3:7)

Pensamiento: “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios” (1 Co. 3:6).

Martes 15 DE JUNIO DE 2021

Más conspiradores

Lucas 20 : 20-26

En este tiempo no existía el mossad, pero los espías sí. Los judíos siempre han tenido una habilidad especial para usar el ingenio. Sin embargo, este es más enrevesado porque buscan algo de qué acusar a Jesús para enfrentarle a las autoridades civiles y religiosas.

Exposición

Un contingente aparentemente irreconciliable de fariseos y herodianos se alía contra Jesús (Mt. 22:16). Lo normal es que fuesen sobornados para conseguir el fraude. Lobos con piel de corderitos se acercan para hacer una preguntilla como el que no quiere la cosa, sabiendo que “no respeta a persona”, o como dicen los judíos: “no pervierte la justicia en favor de cualquiera” (21). Los fariseos no promulgaban el sometimiento a las autoridades romanas, sus opresores, pero cuando convenía, les bailaban el agua para conseguir sus fines. Los herodianos al contrario, apoyaban a la familia de Herodes sometida al poder romano. Preguntan si es legítimo pagar impuestos, a lo que Jesús va a responder dejándoles claro que conoce sus maquinaciones (23). El “no”, es desobediencia civil para llevarle ante el poder romano, el “sí”, le enfrentaría al pueblo. Jesús les pide un denario con la imagen del César, probablemente el emperador Tiberio, en cuyo caso figuraría la expresión: “Pontifex Maximus”, y les enseña que no hay que confundir los términos, cada cosa tiene su lugar. El César recibe su dinero para los asuntos terrenales, y Dios espera que sin negarnos a esto, pongamos la mirada en las cosas de arriba (Col. 3:1-4).

Aplicación

Somos extranjeros y peregrinos sobre la tierra (He. 11:13), nuestra ciudadanía está en los cielos (Fil. 3:20), pero no hay autoridad terrenal sino de parte de Dios aunque no entendamos los propósitos del Dios soberano (Ro. 13:1). Lo ideal sería que los gobernantes promoviesen los valores del Reino de los Cielos, pero normalmente prefieren utilizar los del Príncipe de este mundo. Por tal razón, siempre que las autoridades no pidan algo contrario a la Palabra de Dios, cumplimos con nuestras responsabilidades terrenales reconociendo que son necesarios los gobiernos humanos para que exista un cierto orden social. Hay que tener en cuenta que el hombre es pecador, y su tendencia no es a facilitar el buen gobierno precisamente.

Oración: “Señor, ten misericordia de los gobernantes para que no permitan el abuso de los más débiles, y utiliza a aquellos que les hacer ver que los valores que la sociedad necesita son conforme al Reino de los Cielos” (1 Ti. 2:1-4).

Miércoles 16 DE JUNIO DE 2021

Teología-Ficción

Lucas 20 : 27-40

Si hay algo preocupante es que alguien que dice conocer las Escrituras, se base en ellas para dar una interpretación retorcida. Este es el caso del grupo de saduceos que se acercaron a Jesús con su particular interpretación de los textos bíblicos.

Exposición

Los saduceos aceptaban sólo el Pentateuco, no creían en ángeles, ni en espíritus, ni en la resurrección de los muertos diciendo que Moisés no había tocado estos temas (Hch. 23:8). Había saduceos en las altas esferas religiosas, por tal motivo, quisieron matar a Lázaro (Jn. 12:10-11), y prohibieron hablar de la resurrección en Hech. 4:1-2. Un grupo de saduceos plantea un caso en relación a la ley del levirato (Gn. 38; Dt. 25:5-10). Según esto, la viuda sin hijos debía casarse con el hermano para tener descendencia y así perpetuar su nombre. Si esto no se produce tras varios intentos, ¿de quién sería esposa? Los saduceos cometen dos errores graves: desconocen las Escrituras aunque no lo crean, y en consecuencia, no saben nada del poder de Dios. Jesús aprovecha para ir más allá al expresar que como tantas veces ocurre en la Biblia, ésta se explica a si misma dando por sentada la evidencia. Dios habló a Moisés sobre los patriarcas en tiempo presente porque están vivos (37), ya que Dios no en Dios de muertos (38). Por otro lado, en el cielo no son necesarias las uniones maritales porque después de la resurrección hay inmortalidad, y sin muerte, no es necesaria la procreación: Fin del caso práctico teológico. No se atrevieron a abrir más el pico (40).

Aplicación

Cuando alguien que dice ser cristiano utiliza la palabra de Dios para pervertir su enseñanza, el peligro llama a nuestra puerta por más brillo evangélico que sus amigos le quieran dar. Tengamos cuidado con las interpretaciones que van más allá de lo que el texto dice en blanco y negro, ya que pueden ser muy interesantes, pero Dios nos ha dejado su Palabra para que la creamos, no para que la especulación sea el deporte favorito. La imaginación es muy buena, pero no puede convertirse en nuestra fuente de autoridad bíblica aunque esté apoyada en diversos libros por un gran entramado de sistemas doctrinales. La Biblia es nuestra norma suprema de fe y conducta.

Pensamiento: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Jn. 5:39).

Jueves 17 DE JUNIO DE 2021

Cambio de papeles

Lucas 20 : 41 – 21 : 4

Ahora es el Maestro quien pregunta, la cosa se complica. Los oyentes tendrán que pensar y como veíamos ayer, la Biblia da por sentado lo evidente: El Mesías es verdadero Dios y verdadero hombre.

Exposición

¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? (Mt. 22:41-42). Jesús quiere llegar a este punto. Es la gran pregunta, la respuesta será la clave para saber el estado espiritual del oyente. Claro que tenían a mano la respuesta teológica, era el Hijo de David, pero ¿qué dice el Salmo 110?. En este Salmo Dios habla con el Señor de David. Entonces, ¿cómo puede ser su hijo?. Este es el nuevo caso práctico. Sólo hay una respuesta, que David esté contemplando a dos personas que están en la misma escena, y por tanto, el Mesías es el Dios que como hombre nace de la descendencia de David.

La siguiente cuestión es resolver la causa por la que los dirigentes judíos no creen en Él, y sólo puede deberse a su deplorable estado espiritual. Dan una imagen que ya la quisieran para si muchos líderes políticos. A causa de la confianza que depositan en ellos los más débiles como las viudas, los líderes sacan partido arruinándolas (47), porque son unos hipócritas que solo piensan en sacar tajada como tantos líderes religiosos de la actualidad (no excluir a algunos tele-predicadores).

Lo que Dios espera de un corazón que le ama se resume en una persona que pasa totalmente desapercibida. Se trata de una mujer que en el atrio de las mujeres del templo, ofrenda dos blancas, ya que estaba prohibido echar una sola. Es la ofrenda más pequeña permitida, pero ha entregado todo su sustento por amor a Dios (4). Los discípulos contemplaron una situación sobre la que nunca hubiesen recaído, sólo Dios mira donde el hombre no ve nada.

Aplicación

Lo que Cristo sea para nosotros, si hemos creído en Él como Señor y Salvador, marcará el resto de nuestras vidas. No basta con tener a mano la respuesta teológica, hay que creer por fe. Sirvamos a Dios con humildad siendo fieles en lo poco, y huyendo de los flashes a diferencia de los personajillos de nuestra época que pueblan la televisión. Dios quiere corazones humildes y se fija no solo en lo que damos, sino en lo que nos queda. ¿Cuánto nos guardamos? ¿Para quién será? ¿Damos de lo que nos sobra? Volvamos a la pregunta inicial: ¿Qué pensáis del Cristo?

Pensamiento: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel” (Lc. 16:10a)

Viernes 18 DE JUNIO DE 2021

¡No os alarméis!

Lucas 21 : 5-19

La declaración de Jesús sobre la destrucción del templo hace que ahora los discípulos hagan tres preguntas en lo que llamamos el sermón profético o el discurso del monte de los Olivos: ¿Cuándo sería destruido el templo? ¿Cuáles serían las señales de su venida? ¿Cuál sería la señal del fin del mundo?

Explicación

En la tarde del martes (Mt. 24:1; Mr. 13:1) ante la belleza de aquellas moles de piedra, algunas de mármol cortadas a la perfección, Jesús calma su eufórica visión. La realidad es que el general romano Tito, pocos años después, derribará el templo. Según el historiador Josefo, éste atribuyó su victoria al poder de Dios, porque la obstinación de los judíos le empujó a destruirlo contra su deseo. La tristeza y temor inunda el corazón de sus discípulos, y formulan las preguntas antes mencionadas. Jesús contesta diciéndoles que no deben alarmarse (9). Muchos piensan que Jesús habla solo a judíos, pero la realidad es que en la perspectiva profética, muchas de las cosas que anuncia no se han cumplido, y el énfasis de estos versículos recae en un mensaje general según el cual todo servirá para dar testimonio de él (11) antes reyes y gobernadores (12). ¿Los judíos reconocen hoy a Jesús como Señor y Salvador en las naciones para dar testimonio a las autoridades? ¿Los judíos tienen una visión evangelizadora a nivel mundial?

Los últimos tiempos se caracterizan por falsos Cristos, guerras, hambrunas, traiciones de familiares y amigos, y muerte en el mundo. Cristo da por sentado que sus seguidores se convierten en el objetivo de las autoridades ante los problemas; lejos de ser un hándicap, es una oportunidad de ser pacientes esperando la consumación de la salvación (19). Esta forma de hablar a los oyentes de forma genérica pensando no sólo en los que están presentes, es habitual en el lenguaje de Cristo y del apóstol Pablo (Mt. 16:28; 1 Ts. 4:15).

Aplicación

Los acontecimientos más adversos pueden convertirse en una gloriosa oportunidad de ser testigos de Cristo, a poco que dejemos de pensar únicamente en nuestro propio bienestar. Nuestra visión debe ir más allá, sabiendo que Dios nos ha dado vida eterna. En lugar de estar afanados por los últimos tiempos, ni siquiera hay que pensar en lo que hay que decir (14). El Soberano lo tiene todo preparado.

Pensamiento: “Sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero” (1 P. 1:5).

Sábado 19 DE JUNIO DE 2021

¡Erguíos y levantad vuestra cabeza!

Lucas 21 : 20-28

Los versículos del sermón profético sobre Jerusalén (20-24), no se contienen en Mateo y Marcos. Es una advertencia para los discípulos de Jesús que pudieran encontrarse en Jerusalén. Esto alertó en el año 70 d. C. a los que salvaron su vida, y la historia se repetirá.

Exposición

Ayer consideramos a los mártires. Precisamente, la palabra mártir (latín), en griego es mártus (testigo). Los que han de dar testimonio de Cristo serán testigos del sufrimiento de Jerusalén que aparece en el libro del profeta Zacarías. El pueblo judío no ha reaccionado preguntándose la razón de tanto sufrimiento en tantas épocas, es decir, el rechazo de Cristo. Finalmente, se produce la abominación desoladora anunciada por Daniel, y los ejércitos repiten la escena del siglo I a manos de los romanos. En ese momento, según Josefo, murieron más de un millón de personas (600.000 de hambre), y fueron cautivos otras 100.000. Jerusalén es pisoteada durante “el tiempo de los gentiles” (24), es decir, cuando aún la nación judía no es la que da testimonio a nivel mundial de Cristo a causa de su pecado (Ro. 11:25-27).

Hay una nueva concatenación de fenómenos en el universo. Cuando Cristo exclama el “consumado es” (Mr. 19:30), también se realizaron señales en la creación (Mt. 27:51-52). Nuevamente la tierra y el universo se estremecen, ahora ante la visita de su Creador para angustia de las gentes (25), y esperanza de los suyos. Como veíamos ayer, se dirige a los oyentes de forma genérica (28), dado que los que le están escuchando, no verán las escenas futuras, aunque algunos vivieron la desolación del primer cumplimiento. Pronto, sus discípulos levantarán la cabeza cuando todos la agachen porque “¡El Señor viene con poder y gran gloria!” (27).

Aplicación

Jesús conoce nuestros temores, y se limita a relatar lo que ha de acontecer para nuestra esperanza, sin mucho detalle. No es necesario saber interpretar todo, pero sí mirar hacia adelante, porque a medida que todo se complica, “nuestra redención está cerca” (28). Por tal motivo, no tengamos una visión catastrofista del futuro. Los gobernantes utilizan los desastres para presentarse como salvadores si les votan, pero nosotros sabemos que sólo Cristo traerá paz en la tierra (Lc. 2:14).

Oración: “Señor, digno eres de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza” (Ap. 5:13).

Domingo 20 DE JUNIO DE 2021

¡Mirad por vosotros mismos!

Lucas 21 : 29-38

Nuevamente se dirige a los presentes de forma genérica: “vosotros” (31, 34), pero a los oyentes sólo les tocará vivir estas escenas en parte, sus discípulos de todas las generaciones tienen que estar alerta, e interpretar los tiempos (32). El “vosotros” también se utiliza en la santa cena para sus discípulos, pero tampoco puede entenderse como algo restringido a los apóstoles o al pueblo judío aun siendo el marco de una celebración judía como la Pascua (22:19-20).

Exposición

Los acontecimientos se precipitan: “el reino de Dios está cerca” (31). Este reino ha sido inaugurado por Cristo, y camina inexorable hacia su venida. Los brotes anuncian la llegada de la primavera, y otros brotes se vienen produciendo a nuestro alrededor: violencia, guerras, caos mundial; parcheados por la mano del hombre que no quiere implantar los valores del reino de Dios que Cristo instaurará. Mientras tanto, esta generación que no cree en su venida (2 P. 3:4), sufrirá juicios a causa de su incredulidad, y contemplará estupefacta el cumplimiento de la Palabra de Dios (32-33).

El peligro de los últimos tiempos reside en que sus discípulos se dejen arrastrar por valores mundanos y diabólicos (34), es decir, la apostasía (2 Tes. 2:3). Por tal motivo, Jesús enfatiza que velemos y oremos en todo tiempo (36). Debemos vivir con la dignidad que Dios nos ha otorgado al hacernos sus hijos, vidas cuyo testimonio sea olor fragante. Cuando Él venga, espera que sus hijos no tengan que agachar la cabeza por vivir desordenadamente (1 Jn. 2:28; 2 Tes. 1:11). Precisamente, “por la mañana”, más literalmente, “de madrugada” (37), Jesús trabaja en los negocios de su Padre enseñando al pueblo. Jesús acostumbraba a madrugar para orar y enseñar, ¿y nosotros?

Aplicación

En los últimos tiempos cada vez escuchamos menos mensajes sobre la profecía. Los expositores que han pronosticado un montón de fechas, y han cometido errores flagrantes, han desanimado al estudio de ésta. Por otro lado, esta vida con tantas comodidades hace que en ocasiones ¿prefiramos que todo siga igual? La falta de interés por la palabra de Dios, aboca a que las siguientes generaciones no estén expectantes mirando los brotes que anuncian la primavera, ¿de quién es la responsabilidad?

Oración: “Señor quiero brillar en el sitio donde esté, anunciando tus misericordias cada mañana. Ayúdame a interpretar los acontecimientos que me rodean para aprovechar bien el tiempo” (Col. 4:5-6).

Lunes 21 DE JUNIO DE 2021

Nuestra pascua

Lucas 22 : 1-13

Parece que el miércoles Jesús tomó un descanso para meditar en la presencia del Padre, no sabemos nada sobre su actividad de ese día. El jueves es la celebración de la Pascua. Jesús puso su rostro como un pedernal para dar su vida en rescate por muchos (Is. 50:7, Mr. 10:45).

Exposición

La fiesta de los ázimos o pan sin levadura (símbolo de impureza), duraba del 15 al 21 de Nisán (abril), y la Pascua se comía el 15, recordando la liberación de Israel de la esclavitud en Egipto. Dios les sacó con mano fuerte hacia la tierra prometida. En estas fechas miles de peregrinos se citaban en Jerusalén para vivir una festividad imborrable. Herodes, el rey de los judíos, y Poncio Pilato por Roma, abandonan Tiberias y Cesarea porque tienen que velar por la paz de la ciudad a su manera. Tanto peregrino debía estar controlado para evitar posibles revueltas. Los principales sacerdotes y los escribas saben que no es el momento de tomar acciones contra Jesús, porque el pueblo podía volverse en su contra. Sin embargo, ellos no dirigen los acontecimientos. Satanás tiene permiso para manipular a Judas, quien colabora gustoso con su voluntad al ser un hipócrita. Jesús, será entregado de noche, a traición.

Jesús evita que Judas conozca un lugar donde podrían hallarles a todos celebrando la Pascua, y en secreto indica a Pedro y Juan que preparen la cena. Estos buscarían a un hombre que llamaría la atención por llevar un cántaro como hacían las mujeres, y éste gustosamente cedería una habitación para el evento. Entonces sacrificarían el Cordero en el templo y lo prepararían para comer. Jesús, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Jn. 1:29), observaría y comería del cordero inmolado en la mesa, siendo el único que sabe que en pocas horas será el Cordero que expiará nuestros pecados. Cristo nos libera de la esclavitud del pecado y nos da vida eterna.

Aplicación

Jesús preparó el potrillo de asna para entrar en Jerusalén (Lc. 19:30), y ahora el aposento para celebrar la Pascua. Nada está fuera del control del Dios Soberano. Aunque deje a hombres como Judas asumir su responsabilidad con la supervisión de Satanás, Él tiene la última palabra en todo. Dios tiene el control de nuestra vida y espera que nos sometamos voluntariamente para servirle colaborando con su voluntad.

Pensamiento: “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros” (1 Co. 5:7)

Martes 22 DE JUNIO DE 2021

La gran cena

Lucas 22 : 14-23

Según el historiador Josefo, en la cena de la Pascua nunca debían ser menos de diez, ni más de veinte. Jesús, como anfitrión, besaría a todos incluyendo a Judas, entonces se reclinarían alrededor de la mesa (no sentados como en algunos cuadros famosos), y entonces les explicaría el verdadero motivo de esta celebración.

Exposición

Jesús les anuncia que ha esperado este momento por largo tiempo antes de padecer: “Con deseo, deseé” (15). Él se reserva hasta cenar nuevamente en el cielo con los suyos (16). Toma probablemente la primera copa de las cuatro o cinco que se servían durante la cena pascual (17), e inicia la cena reiterando que no repetirá esta celebración “hasta que el reino de Dios venga” (18). Las puertas del cielo se abren de par en par a aquellos que aceptan a quien murió en nuestro lugar (Is. 53). Entonces, reparte lo que posiblemente era una torta plana o galleta de pan ázimo, y explica lo que simboliza: su propio cuerpo. Jesús instituye la celebración de este evento para recordarle a Él siempre (19). Después se desarrolla la cena (20), y aunque se pasaban otras copas durante la misma, es al terminar de cenar, cuando nuevamente toma el vaso explicando que el vino simboliza un nuevo pacto sellado con su propia sangre, que se derramará más tarde. Sin embargo, uno de ellos participa inadecuadamente porque es un rebelde que oculta sus verdaderas intenciones. Esta afirmación les hace entristecerse al preguntarse quién es el traidor (Jn. 13:22).

Aplicación

Participar de la santa cena tomando de símbolos como el pan y el vino, es algo muy solemne, en lo que sólo Cristo debe ser recordado. Quitarle a Él la centralidad, es alejarse de su mandato. Cada vez que tomamos el pan y el vino, pensemos en que Cristo mismo anhela el momento de hacerlo físicamente con nosotros en las bodas del Cordero (Ap. 19). Por tanto, examinémonos a nosotros mismos (1 Co. 11:28), y participemos con gozo arrepentidos de nuestros pecados. La santa cena es la antesala de la fiesta por excelencia, donde los comensales tienen un gozo que no se ha dado hasta ahora en otros eventos, porque los novios son Cristo con su gloria y su esposa, la iglesia sin mancha ni arruga ni cosa semejante (Ef. 5:27). ¡Qué momento para disfrutar!

Pensamiento: “Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero” (Ap. 19:9).

Miércoles 23 DE JUNIO DE 2021

Ambiciones

Lucas 22 : 24-30

Parece mentira, pero a pesar de que Jesús les había dado un ejemplo supremo de humildad lavándoles los pies (Jn. 13), y corregido su deseo de ser el mayor en otras ocasiones (Mt. 20:20-28; Mr. 9:33-37; Lc. 9:46-48), vuelven a las andadas.

Exposición

Es triste, pero una vez que Judas no está en la escena y comprenden que no son los traidores, este ambiente de solemnidad en el marco de un nuevo pacto, como algo grande a celebrar en el reino de Dios tal vez próximamente según su modo de pensar, les hizo preguntarse cuál sería su papel. Los discípulos se preguntan qué escalafones hay, no reparan en la humillación de su maestro. Están en fuera de juego, y sólo el amor de Dios hace que les corrija para que entiendan que toda la gloria le pertenece a Él (29). Fue una “contienda”, no un comentario pequeño. La ambición les cegó. Vergonzoso. Jesús sabe qué se esconde en el corazón humano, los reyes tienen señorío y se les denomina bienhechores, o salvadores (25). Sin embargo, Jesús espera que todos se consideren siervos, porque Él mismo como anfitrión es el que ha venido a servir humillándose hasta lo sumo (Mr. 10:45; Fil. 2:7-8). Cristo es el Siervo de Yahvéh, anunciado por el profeta Isaías.

Sin embargo, a pesar de su torpeza, les muestra su generosidad. Cristo valora a aquellos que le obedecen por amor aunque a veces pierdan de vista que son tan sólo siervos inútiles (17:10). Por tanto, sus discípulos disfrutarán de una relación estrecha con él juzgando a las doce tribus de Israel (30). Primero hay que negarse a si mismo, luego sus siervos recibirán su recompensa, y juzgarán a los hombres (2 Ti. 4:7-8; Ap. 20:4).

Aplicación

Por más que le demos vueltas, somos pecadores. El Justo murió por los injustos para llevarnos a Dios (1 P. 3:18). Cuando en ocasiones se nos nuble la vista a causa del humo de nuestra vanidad, recuperemos el sentido común, y reconozcamos que todo lo que somos y tenemos, lo hemos recibido de Dios. El privilegio de ser hijos y embajadores suyos es nuestro, a pesar del sufrimiento, y sólo por su misericordia Él prepara lugar para nosotros en su misma presencia.

Reflexión: “Dios no necesita instrumentos deslumbrantes, sino vasos limpios” (Destellos Evangélicos)

Jueves 24 DE JUNIO DE 2021

Ser prudentes

Lucas 22 : 31-38

El Señor advierte a Pedro en primer lugar, y al resto de sus discípulos, que las cosas van a cambiar. Hasta ahora se han dejado llevar y el camino ha sido fácil , pero ya no será así.

Exposición

En las esferas celestiales se producen escenas que nos son desconocidas como vemos en el libro de Job. Satanás no sólo había pedido a Judas, sino también al resto de los discípulos para tentarles y hundirles. En esas circunstancias, sólo vale la fe para mantenerse en pie aún sin comprender lo que está ocurriendo. La criba se agita con fuerza para separar el grano de trigo de la paja. De esta manera, la fe se separa de lo demás. ¿Cómo es nuestra fe?

Jesús le anuncia a Pedro que ha rogado especialmente por él, porque Satanás le tiene como primer objetivo del grupo, probablemente para que se dispersen más fácilmente. Pedro es el portavoz del grupo y eso no pasa inadvertido para el enemigo. Del mismo modo, los pastores sufren embates para que cedan antes las presiones y las ovejas se desanimen. El apóstol muestra su confianza es sus fuerzas, no mide sus palabras, y Jesús le anuncia su negación. Sin embargo, espera que cuando recapacite, anime a sus hermanos. El ruego de Cristo por él muestra que es nuestro intercesor (32). El valor de Pedro falló, pero no su fe.

Jesús les hace ver que a partir de ahora tendrán ser precavidos y les habla de forma simbólica. La bolsa no siempre estará llena, la espada implica que miren por su seguridad. Ellos lo interpretan literalmente, y Jesús les corta en seco: ¡Basta! (38). Lamentablemente, el papa Bonifacio VIII (s. XIV), interpretó que él tenía dos espadas, el poder espiritual y temporal. Sin comentarios.

Aplicación

Cuántas cosas ocurren sin que seamos conscientes de ellas aunque nos afectan. En las esferas espirituales nuestro adversario intenta conseguir todos los permisos para quitarnos la paz y desanimarnos. Por otro lado, Jesús no anuncia un evangelio de prosperidad, sino de austeridad. Tendrán que hacer cábalas para viajar y comer en muchas ocasiones, pero es parte del bagaje por servirle (Fil. 4:11-13). Trabajar en la obra del Señor nos cuesta dinero, el mismo que hemos recibido de Él, seamos buenos administradores.

Reflexión: “El hombre prudente se previene contra el futuro como si estuviese presente” (Publio Siro)

Viernes 25 DE JUNIO DE 2021

En el huerto de Gethsemaní

Lucas 22 : 39-46

Jesús vive el momento más difícil y angustioso. Estamos en el huerto de Gethsemaní, la lucha espiritual es terrible, y sus discípulos le dejan solo en la oración.

Exposición

Esta escena nos merece un profundo respeto. La intensidad de la aflicción del Maestro, nos hace ver qué significa el paso que va a dar. Lucas es historiador y médico, pero no transmite un relato sensacionalista; no pretende manipular los sentimientos de las personas, sino que sepamos cuánto dolor encierra y que nadie pudo ponerse en su lugar. Si conservamos las palabras de Jesús por escrito es porque su oración se escuchaba con fuerza (He. 5:7), la ansiedad era muy grande, su alma está triste hasta la muerte (Mt. 26:37-38).

En el huerto de Edén el pecado entró en el mundo, y en un huerto Cristo lucha para aplastar la cabeza de la serpiente, y librarnos del pecado. Gethsemaní significa: “prensa de aceite”, es un lugar aislado, idóneo para la oración. Parece difícil entender que Jesús necesite que sus discípulos le acompañen en oración, no tengamos duda de que es verdaderamente hombre. Sin embargo, éstos perciben el dolor, hasta el punto de que el sudor del Maestro es “como” sangre, y el cansancio y la tristeza les hace dormir. Según algunos médicos en estados de extraordinaria ansiedad, la sangre se vuelve muy líquida y transpira con el sudor.

El Padre manda un ángel, alguien que no tiene que ser redimido, pero es el único que le acompaña en su intercesión, y su ansiedad aumenta pidiendo ser librado. Sin embargo, como nos sigue amando, se somete a la voluntad del Padre y va a la cruz.

Aplicación

¡Qué importante es la oración! Cuanto más tenemos que orar por asuntos trascendentales, el teléfono, el sueño y otras interrupciones aparecen en numerosas ocasiones con el beneplácito de Satanás. Cuando haya que estar mucho tiempo en la presencia del Señor, no desdeñemos salir fuera de la ciudad a un lugar tranquilo donde sólo se oigan los pájaros. Jesús nos amó a pesar de nuestra debilidad. Pensemos en lo que Él ha sufrido. Por tanto, no es ajeno a nuestros estados de ansiedad.

Pensamiento: “Ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham. Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo” (He. 2:16-17).

Sábado 26 DE JUNIO DE 2021

La entrega

Lucas 22 : 47-53

El sanedrín envía una compañía para prender a Jesús, a estos les acompañaría una guarnición romana de la fortaleza Antonia (Jn. 18:12), todos capitaneados por Judas, el emisario de Satanás.

Exposición

Era normal que un discípulo saludase a su maestro con un beso en señal de afecto y respeto. Jesús le reprocha a Judas su hipocresía, la señal para que la guardia le identificase de noche cuando la falta de luz requería no equivocarse. Judas entrega al Hijo del Hombre (48), el Mesías. La tensión es máxima, y recordando de forma literal las palabras de Jesús sobre su seguridad (36), una vez más, Pedro encabeza la respuesta del grupo esta vez usando la violencia (Jn. 18:10). Esta acción no correspondía a la forma de actuar de su maestro. Inmediatamente, Jesús repara la acción de Pedro y sana a Malco (Jn. 18:10). Aun en este momento, se preocupa de sanar a los hombres. De esta forma, manifiesta su voluntad de no responder con violencia. Su mansedumbre sale a relucir en los momentos más difíciles. Tal vez es entonces cuando sus discípulos huyen (Mt. 26:56).

Jesús se dirige al grupo que viene pertrechado como si fueran a encontrar una resistencia muy fuerte. Si Judas les había prevenido sobre esto, es que como discípulo, no le conocía en absoluto. Jesús nunca había hecho nada en beneficio propio buscando su gloria personal. Los judíos habían tenido cientos de oportunidades estando cerca de él para intentar prenderle (52), pero no lo habían hecho porque no les estaba permitido por Dios. Jesús expresa que le buscan como a un delincuente, pero si ahora se va con ellos es porque es la hora decretada por Dios, en la cual Satanás tiene potestad para dirigir estas acciones (53). Jesús se entrega voluntariamente por nosotros.

Aplicación

Ante cualquier injusticia nuestra respuesta puede ser desmedida. Sin embargo, Jesús demuestra que su respuesta siempre es la adecuada. El tiene el control de la situación, y nunca reacciona fuera de control. ¡Cuánta sabiduría hay en él! Aun en los momentos de máxima tensión busca el bien de los que están a su alrededor, incluso de sus enemigos. ¡Cuánto amor hay en Él! ¿Cómo andamos de dominio propio? ¿Oramos por nuestros enemigos? (Mt. 5:44). Sabiendo que el Soberano tiene el control de nuestras vidas, ¿vivimos en paz ante las dificultades o en ansiosa inquietud?

Reflexión: “Nunca se entra por la violencia en un corazón” (Moliere)

Domingo 27 DE JUNIO DE 2021

Larga y fría noche

Lucas 22 : 54-62

El sumo sacerdote era Caifás (Mt. 26:57). Su suegro Anás, aunque era ex sumo sacerdote, todavía era considerado como si lo fuese. Jesús es llevado ante Anás, al que los judíos tienen en la más alta consideración, para una entrevista previa a la cita con Caifás, y el juicio por la mañana ante el sanedrín (Jn. 18:19-24). Por lo que parece, ambos familiares viven en la misma casa separados por un patio.

Exposición

Por el evangelio de Juan vemos que éste a causa de sus amistades entra en el patio de la casa, e intercede para que dejen pasar a Pedro (Jn. 18:15-16). Jesús ha sido “introducido” (según traducción más literal) en la casa, para los interrogatorios (54). Mientras tanto, al calor del carbón en una larga y fría noche, dos personas increpan a Pedro, identificándole como uno de sus discípulos, pero éste lo niega. Finalmente, un familiar de Malco le presiona (Jn. 18:26), y aunque ha pasado una hora (59), el temor le hace reafirmarse en su negación. Esta no fue un despiste, son tres veces en un largo intervalo de tiempo. En algún momento de la noche, tal vez de camino a la entrevista con Caifás, la guardia se hizo cargo de Jesús y estuvo en un lugar tan visible que Pedro advierte como el Señor se vuelve bruscamente cuando el gallo canta fijando en él la mirada. No hacen falta palabras, Pedro ha fallado a su maestro como éste le había anunciado.

¿Quién quedó decepcionado? A Jesús nada le cogió por sorpresa, es Pedro el que siente dolor a causa de su pecado, y llora amargamente porque le ama. Una vez más, su maestro ha demostrado que le ha escogido como discípulo no por su valor, ni sus acciones. Pedro no era mejor que el resto de los discípulos, fue el que le negó de una forma más vehemente.

Aplicación

Cristo conoce nuestro corazón. El hecho de que nuestros errores no le sorprendan, no quiere decir que los dé por buenos, ya que murió por nuestros pecados. Basta con una mirada suya para poner en evidencia el pecado del hombre. Sin embargo, no rechaza al pecador que se arrepiente. Nunca olvidemos que no somos mejores que los demás, somos salvos por pura gracia (Tit. 3ss), y como dice un himno, “siervos por puro amor”. Cuando algún hermano nos decepcione, recordemos que nosotros estamos hechos de la misma pasta. ¡Sólo el Cordero es digno!

Pensamiento: “Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios”. (Sal. 51:17).

Lunes 28 DE JUNIO DE 2021

¿Eres tú el Cristo?

Lucas 22 : 63-71

Aunque todavía no se había celebrado el juicio religioso ante el sanedrín, los soldados se están tomando la justicia por su mano como si Jesús ya estuviese condenado a muerte. El juicio a la mañana siguiente después de las entrevistas con Anás y Caifás fue una farsa.

Exposición

Los soldados se burlan de su condición de profeta y más tarde también de su afirmación de ser rey (Jn. 19:1-3). Le tapan los ojos tentándole y ridiculizándole. Sin embargo, “cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente” (1 P. 2:23). De poco servían los juicios humanos, solo importa la declaración del Padre que le ha exaltado hasta lo sumo (Is. 52:13). El sanedrín esperó a reunirse por la mañana porque solo así podían decretar la pena capital y la condena a muerte estaba clara sin haberle escuchado, algo contrario a la legalidad. Además, no podían ejecutarla el mismo día para que el tribunal durmiera, y considerara si debía aplicar piedad. Con todo, buscan condenarle por blasfemia para matarle inmediatamente ilegalmente (Lv. 24:10-16). Jesús reitera el título mesiánico de “Hijo de Hombre” (Dn. 7:13-14), y su derecho a sentarse a la diestra del poder de Dios como se afirma en el Salmo 110 (69).

La pregunta clave es: “¿eres tú el Hijo de Dios?, y por la confirmación de Jesús, es condenado (Mt. 26:64). Una vez terminado el juicio religioso, queda el civil ante el gobernador romano, ya que sólo los romanos podían crucificarle.

Aplicación

¿Crees que Jesús es Hijo de Dios? Esa es la cuestión. Es la pregunta decisiva de nuestra vida; la respuesta afirmativa implica salvación, la negativa condenación. El sanedrín y Pilato no le creyeron, y Dios quiere saber ahora tu respuesta. La forma de comprobar si es cierto que creemos en Él se manifiesta en una vida de fe dependiendo de Él en todo. A Jesús le es dada toda potestad en cielos y tierra (Mt. 28:18), aunque en ocasiones los hombres crean que tienen el poder. Cristo está sentado en el trono, y “viniendo en las nubes del cielo” (Mt. 26:64). Su venida es inminente.

Reflexión: “Cristo tenía una fe que desafiaba a los hechos. Él nunca pensó, ni por un momento, que los hombres podían derrotar el propósito de Dios” (William Barclay)

Martes 29 DE JUNIO DE 2021

Sin presunción de inocencia

Lucas 23 : 1-12

Poncio Pilato, fue gobernador romano en Judea, y un personaje poco hábil con los judíos. En ocasiones accedía a sus pretensiones casi sin más, en otras plantaba en el templo judío a sus soldados con poca sensibilidad, o llevaba a cabo alguna que otra matanza.

Exposición

Para sorpresa de Poncio Pilato los judíos le traen un prisionero un tanto especial en plena Pascua, desatendiendo la fiesta. Pilato despreciaba a los judíos, aunque no sabía muy bien como ganarse su favor. En el tiempo que pasa con Jesús se muestra indeciso y contradictor. Quiere quedar bien con todos, incluso dando a Jesús cierto honor a última hora para aliviar su conciencia, pero condenándole sabiendo que era inocente. Los judíos saben que las acusaciones de blasfemia, a Pilato le interesarían poco. Por tal motivo, sin prueba alguna, le declaran culpable de tres cuestiones políticas: Pervertir a la nación, oponerse a pagar impuestos (ver 20:25) y pretender ser rey. No hay presunción de inocencia, pero Pilato valora sus acusaciones y le declara inocente (4). No obstante, encuentra una escapatoria en relación a Galilea, y le envía al gobernador de ésta, Herodes Antipas, el asesino de Juan Bautista.

La perplejidad de Herodes cediéndole el derecho de condenarle como si fuera un Tribunal Superior, le dejaría perplejo. Éste sólo intenta entretenerse con el prisionero, pero Jesús no echa perlas a los que no quieren respuestas. Herodes se burla de él y le viste como rey reconociendo que es Pilato quien tiene la autoridad como romano para juzgar los cargos. Entre medias Jesús, siendo inocente, es llevado de un lado para otro como si nada. Este respeto mutuo de dos gobernantes que se utilizan mutuamente hace que recuperen la amistad. ¿Nos suena esta clase de política?

Aplicación

El Soberano Rey de Cielos y tierra es trasladado de una dependencia real y policial a otra como si no tuviera autoridad ninguna. Jesús, como un manso cordero asume pasar por esta burocracia para ser condenado injustamente. Tuvo que aguantar a pésimos gobernantes escuchando incluso sus burlas. Su humildad es admirable y nos hace estremecer de asombro. No reclama sus derechos a gritos como estamos acostumbrados a ver por cualquier cosa. Tan sólo quiere llevar muchos hijos a la gloria. Cristo dejó su gloria para que nosotros fuésemos enriquecidos.

Reflexión: “La humildad, que no abunda entre los doctos, aún es menos frecuente entre los ignorantes” (Anatole France).

Miércoles 30 DE JUNIO DE 2021

Horrenda negociación colectiva

Lucas 23 : 13-25

Unos días antes el pueblo gritaba: “¡Hosanna!”, y ahora: ¡Crucifícale, crucifícale! Así de manipulables y cargadas de razones son las multitudes cuando dan la espalda a Dios.

Exposición

Pilato realiza una convocatoria general ordinaria de líderes judíos con el fin de hacer un referéndum general a voz alzada. Esto era lo que querían los judíos que ya se estaban moviendo para convencer a las masas. Pilato sabe que Jesús es inocente y lo reitera por tres veces (4, 14, 22). El mismo Herodes ha enviado a Jesús sin libertad condicional aunque no tiene cargos. Sin embargo, los principales sacerdotes tienen una cerrazón permanente, quieren la muerte del inocente. Pilato está dispuesto a flagelarle para complacerles de algún modo, y soltarle, y espera que llevándole ante la multitud, éstos reaccionaran positivamente. Pilato debía saber que Jesús era muy popular, pero el título le salió por la culata para que la Escritura se cumpliese.

Barrabás pudo ser un jefe de zelotes judíos, es decir, pervertía a la nación, uno de los cargos de los que acusaban a Jesús (2). Pero a los judíos les daba igual quién era Barrabás, sólo insistían en condenar a Jesús. Finalmente, ante la cabezonería y dureza de corazón del pueblo, Pilato se lava las manos (Mt. 27:24-25), y agrada al pueblo porque no soporta la presión popular: ¡Crucifícale, crucifícale! (21). El texto dice que “entregó a Jesús a la voluntad de ellos” (25), aunque sin saberlo, cumplían la voluntad de Dios (Is. 53:7-8).

Aplicación

La mayoría no tiene razón por el mero hecho del factor numérico. La verdad no siempre está avalada por la fuerza de la muchedumbre. Algunos creen que el camino del éxito es ceder ante lo popular al precio que sea, pero los versículos de hoy muestran cómo la voluntad del pueblo era la más horrible que se pueda imaginar, rechazar al que venía a salvarles. Finalmente, aunque los hombres cometan las mayores atrocidades, siempre se cumplirá la voluntad de Dios que dirige la historia hacia la culminación de la salvación. Nuestras malas decisiones no van a truncar su plan de redención. No obstante, nuestra voluntad, el libre albedrío, nos hacen responsables delante del Juez supremo (Ap. 20:11-12).

Pensamiento: “Y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre” (Jn. 5:26).

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies