Devocional hoy

Miércoles 25 DE MAYO DE 2022

Dios está al mando

Jeremías 32-1-15

El pasaje de hoy es un precioso ejemplo del control de Dios. El Dios soberano e inteligente conoce “al dedillo” todos los acontecimientos precisamente porque él ha determinado el curso de cada uno de ellos. Esto debe darnos mucha serenidad y confianza en medio de tiempos tan turbulentos.

Exposición

Consecuencias (vv. 1-5). Jeremías está en la cárcel por ser valiente y fiel al llamamiento recibido del Señor como portavoz suyo. Él ya había estado antes tentado a abandonar su vocación y dejar de hablar en nombre del Señor ante la férrea oposición de los dirigentes del pueblo (20:8 y 9). Pero la fuerza del Señor había podido más que él (20:7, 11). Ya nos lo avisó el mismo Pablo: …los que quieran vivir piadosamente en Cristo sufrirán persecución… (2 Ti. 3:12). ¡Cuántos hermanos nuestros son un genuino ejemplo de coherencia y valentía al ser perseguidos por su fe! ¡Imitémosles! ¿Podríamos nosotros aguantar las horribles condiciones en las que algunos de ellos están viviendo?

Confianza (vv. 6-15). Estas palabras son una confirmación de lo adelantado por Dios en 3:17-19. Nadie en su sano juicio se hubiera atrevido a comprar ninguna propiedad en vísperas de la invasión del mayor imperio conocido en estos momentos. A ojos de cualquiera hubiera sido una inversión ruinosa. Pero Dios pide que Jeremías compre esa propiedad confiando en su inteligencia soberana más que en el sentido común y en las evidencias externas. El autor de Ec. 11:1 confirma este hecho: podemos correr riesgos con serenidad si Dios es quien nos lo ordena. El profeta le da toda la legalidad posible dando entender que está plenamente convencido que Dios cumplirá su palabra (vv. 9-13). Un remanente del pueblo con seguridad volverá a la tierra y disfrutarán de sus posesiones (v. 15).

Aplicación

Dios nos pide actuar por fe cuando todas las evidencias externas y el sentido común apunta en otra dirección porque, en última instancia, lo importante no es la calidad de nuestras fe sino la solidez de aquél en quien la ponemos. Tendremos recompensa, porque, como a Jeremías, esa fe nos acerca al Dios soberano y a la realidad de que él diseña planes que siempre se cumplirán en nuestras vidas.

Pensamiento : Los riesgos que corremos en Dios tendrán recompensa segura.

Unión Bíblica “Notas Diarias” Por : Daniel Benítez

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies