Predicadores del nuevo orden mundial

La velocidad a la que cambia este mundo es algo que da miedo. Es normal. Los cambios nos aterran. Este año 2020 ha sido particularmente complicado, y ha sido un hervidero de información, desinformación y tergiversación. Desde esta sección intento analizar cómo Internet está afectando nuestra visión del mundo. Las discusiones online, la opinión de personas relevantes nos están afectando y están afectando nuestra cosmovisión cristiana. Lo preocupante es que sea Internet, y no la Biblia, la que esté modelando nuestro pensamiento. Si los vídeos de influencias “cristianos” están alimentando nuevos miedos, vamos por mal camino. Si las teorías conspirativas están cambiando el énfasis de nuestras iglesias locales, estamos fracasando y desobedeciendo al Señor de la Iglesia.

Pero antes de entrar en la cuestión me van a permitir iniciarles en una serie de términos que son muy populares en la Red. Estos términos constituyen la nueva doctrina que alimenta por igual a cristianos y no cristianos, haciendo que ambos acepten como dogmas lo que brevemente voy a exponer.

Hagamos un glosario:

Agenda 2030 según la web oficial la Agenda 2030 es el compromiso de los 193 países que forman parte de Naciones Unidas para alcanzar 17 objetivos que tienen que ver con reducir las desigualdades, cuidar del medio ambiente y traer prosperidad a los países. La interpretación de los teóricos de las conspiraciones es que se trata de un plan del globalista George Soros y del papa Francisco para debilitar la soberanía de las naciones, acelerar la ideología de género, reducir la población, y favorecer la migración ilegal.  Por cierto, la encíclica “Fratelli tutti” del obispo de Roma apoyando esta agenda no ha tranquilizado para nada a los recelosos teóricos de las conspiraciones.

George Soros, es un magnate financiero de origen húngaro y judío y naturalizado estadounidense. Es también conocido por ser el hombre que llevó a cabo una operación financiera que provocó la quiebra del Banco de Inglaterra en 1992, asegurándose unas ganancias de mil millones de dólares. Para muchos, Soros es un generoso filantropo que ha donado más de ocho mil millones de dólares en proyectos de educación, salud y derechos humanos. Para otros es alguien que está impulsando legalización del aborto, la destrucción de los valores cristianos en occidente y favoreciendo grandes movimientos migratorios como arma para desestabilizar países.

El gran reseteo (o el gran reinicio) es un término que apareció por primera vez en el año 2010 que fue cuando se publicó el libro “The Great reset” del autor Richard Florida, investigador de asuntos urbanos. Este término ha sido usado por el Foro Económico mundial, junto con el príncipe Carlos de Inglaterra y el Fondo Monetario Internacional, para llevar a cabo una agenda que cambie profundamente la economía, la ecología y nuestras vidas. Lo cierto es que a pesar de declaraciones grandilocuentes con promesas de prosperidad y un mundo más justo, cuando llegamos al asunto de las políticas concretas no está del todo claro. Los que ven con recelo el gran reseteo del FMI y la Agenda 2030 aseguran que impondrán una moneda digital, la eliminación de los derechos de propiedad, la vacunación obligatoria, la privatización del agua potable y la eliminación de los ejércitos nacionales, ya que establecerán un gobierno mundial.

Nuevo orden mundial, después de la Primera Guerra Mundial el presidente de los EEUU Woodrow Wilson en un documento de 14 puntos habló de la necesidad de un nuevo orden mundial. Tras la Segunda Guerra Mundial se creó la Liga de Naciones que dio lugar a la ONU, por cierto, esta misma ONU ha sido vista por muchos conspiracionistas y cristianos como un signo de la gran Babilonia de Apocalipsis. Una buena parte de los presidentes de Occidentes han hablado a favor del NOM (nuevo orden mundial) lo cual, como es de esperar ha despertado la rumorología, para muchos el NOM no es más que una especie de socialismo soviético donde la familia, la propiedad y la religión van a ser eliminadas para dar paso a la intromisión del estado.

Predicadores, influencers y conspiracionistas

Estos son una serie de temas que han salido de los círculos más conspiracionistas y que gracias a Internet se han popularizado. El pueblo cristiano ha sido particularmente permeable a estos temas, en algunos casos incluso integrándolos en su teología. Varios comunicadores evangélicos populares con una gran base de seguidores en Youtube y en podcast recurren una y otra vez a estos temas. Basta con leer los títulos de los vídeos para saber que estos temas son los que más visualizaciones tienen. Personas como César Vidal y el irlandés Will Graham han construido legiones de seguidores enardeciéndolos con estos temas. En el caso de César Vidal su deriva ha sido particularmente notable. En su canal de Youtube y en su programa “La voz” (ahora una plataforma de pago por 7 dólares al mes) podemos verlo dando series de conferencias en auditorios cristianos sobre los temas mencionados. En el caso de Will Graham su crecimiento se ha debido a las denuncias a los liberales evangélicos y a la agenda LGTB. Como he mencionado en artículos pasados los evangélicos cerramos filas cuando se trata de combatir el aborto y la propaganda homosexual, y el hermano Graham es buena muestra de ello.

Si buscamos en Internet a populares teóricos de la conspiración como Rafael Palacios (expulsado de Youtube por sus arengas anti vacunas), el canal “Mundo desconocido” de Youtube (conocido como JL), o el delirante canal de “Contra periodismo Matrix” del periodista Luis Carlos Campos veremos que en los referido a los temas mencionados en el glosario, la unanimidad con el escritor cristiano César Vidal y con el pastor Will Graham son casi totales.  Es decir, cuando se trata de Soros, el globalismo,  el NOM, la Agenda 2030, las preocupaciones de cristianos conspirativos y de los teóricos de la conspiración seculares son exactamente las mismas. Es más, pareciera que muchos cristianos “beben” de esos canales para terminar integrando estas teorías en sus púlpitos virtuales,  y eso es lo preocupante, esta mezcla del evangelio con otras doctrinas.

Algunas aclaraciones. Por supuesto, los teóricos seculares de la conspiración también hablan de antiguos dioses extraterrestres, de los hombres reptil que están detrás de las casas reales europeas y de viajes astrales, por mencionar sólo algunos de sus temas disparatados.

No dudo de que, en cuanto a la fe en Jesucristo los hermanos Vidal y Graham son personas que aman al Señor, conocen la Palabra de Dios y obran con sinceridad. Es más, yo mismo, a nivel personal tengo las mismas opiniones sobre Soros, el NOM y otros temas.

¿Qué es lo que me preocupa entonces? Son varias las cosas.

  1. La Biblia tiene un sólo tema: Jesucristo. Él es la “descendencia de la mujer” prometida en Génesis, en los albores de la humanidad. Es la esperanza prometida por los profetas, el verdadero sacrificio al que apunta el Levítico. Esta suprema centralidad de Jesús puede quedar cubierta y apartada en el momento en el que George Soros aparece en el púlpito al ser mencionado por el predicador. Hermanos, el pueblo de Dios ha sufrido a tiranos como Nabucodonosor, a la maldad de los emperadores romanos. Los tiranos pasarán, la conspiración de los enemigos de Dios pasará. Quizás no deberíamos dar tanto protagonismo a personajes tan secundarios. No tienen importancia. Carecen de relevancia, en cambio Jesucristo es eterno, su victoria en la cruz es absoluta, el poder manifestado en su resurrección es imparable.

Hace unos meses un hombre recién convertido me explicaba con entusiasmo que como cristianos teníamos que dedicar más tiempo a estudiar y explicar las artimañas del diablo porque así podremos combatirle con más eficacia. Supongo que él esperaba que mi reacción fuera de apoyo entusiasmado, por eso afloró su cara de decepción cuando no pude menos que contradecirle. Le expliqué que la Biblia nos anima a poner a Dios en nuestro foco, “someteos a Dios” es el mandamiento y “resistid al diablo”. Nuestra mente debe estar ocupada en todo aquello que es verdadero, lo justo y lo puro: en Dios mismo. De hecho, todos los creyentes que conozco que se han obsesionado con la deontología han terminado mentalmente trastornados, la Palabra de Dios nos advierte del tipo de pensamientos con los que debemos llenar la mente.

El libro de Apocalipsis no es un libro que hable de las distintas familias imperiales y de sus intrigas. Apocalipsis habla de Jesucristo, Quien aplastará al diablo y hará que sus enemigos doblen sus rodillas ante Él. 

  1. Dios está al control. Este mundo no está manos de hombres poderosos. Por encima de ellos hay alguien que tras resucitar reina por encima de todo reinado, república, organismo internacional y club Bilderberg (Ef 1:21) Los que predicamos debemos ser muy cuidadosos, si yo dedico 40 minutos de mi mensaje a hablar de los oscuros entramados de poder y de cómo los poderosos del NOM van a martirizarnos, y luego dedico 5 minutos a concluir que, bueno, al fin y al cabo, Dios está al control, entonces no estoy estimulando la fe de mis hermanos. Se irán a casa más temerosos que seguros.
  1. No nos volvamos a las fábulas. Si como predicador (en internet o en la iglesia) te dedicas a hablar de la Agenda 2030, y de estos temas te puedo asegurar que tendrás a tu audiencia cautiva de cada una de tus palabras. Si les hablas que van a implantar la monedas digitales para comprar y vender y cómo esto se relaciona con las profecías bíblicas (o al menos con tu interpretación de las mismas) harán fila para felicitarte. Pero Cristo no se habrá llevado nada de gloria.

Las fábulas entretienen a las cabras, pero no alimentan a las ovejas (permitidme la cita de Spurgeon). Muchas congregaciones llenarán los locales para oír hablar de Soros y su poder. Pero eso no es predicar, eso es entretener. Quiera el Señor que nuestros corazones estén de tal manera afectados por una visión del Hijo de Dios en su trono que podamos predicar impulsados por el Espíritu Santo en poder y convicción para edificación del Pueblo de Dios.

Por : Julio Martínez

Enlaces:

https://www.agenda2030.gob.es/objetivos/home.htm

https://www.protestantedigital.com/multimedia/audio/56413/enciclica-fratelli-tutti-y-la-agenda-globalista

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia. Si continua navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies